EL PROBLEMA DE PENSIONES EN MÉXICO

Imagen: México Nueva Era

Personas se quedarán sin derecho a una pensión, y otras recibirán una pensión mínima.

Desde hace ya algunos años, un tema preocupante para la sociedad mexicana viene circulando en los titulares de muchos medios de información, en el boca en boca de la cena familiar, y entre los miles y miles de personas que se jubilaron o están por jubilarse. Las pensiones en México se han vuelto un tema de debate debido al repentino esclarecimiento de un problema que se viene arrastrando desde un tiempo atrás, y es que, con las recientes reformas en el sistema de pensiones, sujetos que pertenecían a ciertos regímenes no tendrán derecho a pensión a la edad de retiro al no reunir tiempo activo dentro de la cotización requerida, entre otros fenómenos que se verán mas a detalle. 

Habitamos en un país que poco a poco se ha ido desarrollando cada vez más, que si bien no se encuentra entre los estándares del primer mundo, va encaminado a eso, y uno de los ejemplos mas claros y palpables es la esperanza de vida, una gran parte de la población de nuestro país esta compuesta por adultos mayores, si bien es algo positivo que en nuestra nación la esperanza de vida sea tan elevada, es importante establecer mecanismos y estrategias para poder apoyar a las personas de la tercera edad una vez que estas ya se encuentran imposibilitadas para trabajar. Esto se logra mediante un sistema de pensiones, y en México los hay en una gran variedad, este popurrí se traduce en un desbalanceo repleto de matices, regímenes totalmente distintos entre si. 

Se han establecido los llamados “pilares” dentro del sistema de pensiones mexicano para poder diferenciar e identificar los distintos regímenes que tenemos en nuestro sistema, esto siguiendo la propuesta del Banco Mundial con respecto a la estrategia para tener un sistema de pensiones a largo plazo, y que viene en consecuencia de la reforma al sistema de pensiones de 1997. 

Estos pilares en nuestro sistema son los siguientes: 

Pilar 1. No contributivo: Es una pensión que solamente se otorga a aquellas personas que se encuentran en condiciones precarias económicamente, mismos que no contribuyen a la seguridad social. Se le conoce como Pensión para Adultos Mayores y la misma está financiada por gobierno federal. 

Pilar 2. Obligatorio: Es un plan de pensiones mediante el cual, se reciben aportaciones, pero los beneficios son otorgados a través reservas financieras, dentro del mismos entra el sector público (universidades públicas, y organismos autónomos, gobiernos locales).

Pilar 3. Obligatorio: Conocido comúnmente como cuentas individuales, y son planes de pensiones que reciben aportaciones de los trabajadores afiliados al IMSS, ISSSTE, CFE. 

Pilar 4. Voluntario: Cuentas individuales para el retiro, con la diferencia que aquí todas las aportaciones se hacen mediante planes privados con instituciones financieras.

Durante los últimos años se le otorgo una facilidad económica al sistema de pensiones de dos institutos de seguridad social con mayor peso dentro del país, los mismos que anteriormente tenían un régimen de beneficios definido, pasaron a un esquema de contribución definida, el IMSS en el 97 y el ISSSTE en el 2007, después de estos dos, cada régimen y por tanto cada institución, adopto la naturaleza contributiva. Todo lo anterior se realizó con la intención de que el sistema de pensiones en México no se volviera inviable y colapsara, las reformas tuvieron éxito, pero también trajeron consigo otros problemas. 

Diversos organismos públicos y privados han evaluado nuestro sistema de pensiones después de la entrada en vigor de las reformas, uno de ellos el Índice Global de Pensiones de Melbourne Mercer, (MMGPI, por sus siglas en ingles) un organismo que se encarga de comparar, medir y evaluar a los sistemas de pensiones alrededor del mundo, ha declarado y concluido que México tuvo uno de los puntajes mas bajos de todos los sistemas evaluados alrededor del mundo. Si nos vamos a puntajes, el promedio general de calificación fue de 60.5 puntos, y México obtuvo un 45.3, muy por debajo del promedio. 

El MMPGI evalúa según estos aspectos: 

  • La adecuación: Misma que se refiere a que la jubilación cubra las necesidades del jubilado. 
  • La sostenibilidad: Determina si es viable el sistema de pensiones
  • La integridad: Evalúa que los sistemas de pensiones privados otorguen una seguridad financiera a sus clientes, y como privados se encuentren regulados por el gobierno. 

En todos y cada uno de los rubros México obtuvo los puntajes mas bajos. 

El panorama se encuentra delicado para todos, en especial para aquellos que pertenecen al Afore, trabajadores que se pensionarán con el sistema de la Ley del Seguro Social de 1997. Según el portal El Economista el problema de los Afores se divide en tres aspectos: 

  • Cobertura: Gran parte la población que cuenta con un Afore, se le negará el derecho a una pensión a la edad correspondiente de retiro, esto en consecuencia de una falta de semanas requeridas para la cotización. 
  • Suficiencia: Para los que alcancen el derecho a la pensión, solamente les tocará la Pensión Garantizada, la misma que asegura el gobierno federal y se traduce en lo mínimo que se puede recibir. 
  • Sostenibilidad Fiscal: El gasto fiscal derivado de la Generación Afore IMSS, el financiamiento de la Pensión Garantizada, significarían una carga fiscal en un futuro.

El Economista en uno de sus artículos expondría lo dicho por Francisco Aguirre en el 2018, director de Valuaciones Actuariales del Norte, una empresa de asesores en cuestión de pensiones y otros aspectos económicos, con respecto al problema de pensiones dentro del país, mismo que clasifica en tres grupos a los ciudadanos mexicanos en relación a las pensiones: 

El primer grupo son aquellos que no tendrán una pensión, debido a que no tienen una seguridad social, es decir no cotizan en el IMSS ni en el ISSSTE. 

El segundo grupo es el que si este afiliado al IMSS, la generación entre el 1973 y 1997, dentro de este régimen se darán pensiones muy bajas. 

El tercer grupo es el que se encuentra amparado por tratarse de servidores públicos, pensionados con solo 30 años de servicios, sin hacer aportaciones, sin cuota de edad y con su suelo completo sin restarle nada. 

Aguirre, según el testimonio recabado por El Economista, lo expone de la siguiente manera: 

“Tenemos cerca de 90% de la población que en la vejez va a tener muy pocos recursos para sobrevivir, mientras que existe 10% al que le estamos ofreciendo mucho, pero no tendremos dinero para pagarle”.

INFORMACIÓN: EL UNIVERSAL, EL ECONOMISTA

Comments are closed.