CRISIS DEL CORONAVIRUS PONE EN RIESGO DE POBREZA EXTREMA

La actual contingencia sanitaria causada por el Covid-19 ha tenido efecto inevitable en la economía, se espera una caída del 5% en el ingreso y hasta 10.7 millones de personas caerán en pobreza extrema. Sumado, un PIB entre 2 y 6% menor al del 2019 y más desempleo para el año actual.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) analizó los programas prioritarios del gobierno federal para atender la crisis del coronavirus y concluyó que la crisis amenaza los avances de México en materia de desarrollo social y afectará en mayor proporción a los grupos vulnerables.

Las diferentes crisis del país han puesto en evidencia que los altos niveles de pobreza y desigualdad se acentúan en choques económicos. Al respecto, el Coneval estima que se tendrá una caída del PIB de entre 2 y 6%.

De igual forma se espera desde una caída del ingreso equivalente al 5% y entre 8.9 y 9.8 millones de personas más que se encontrarán en situación de pobreza. Sumado, hasta 10.7 millones de personas podrán quedar en pobreza extrema.

El organismo informa que la tasa de desempleo tendría un aumento de 3.3 a 5.3%, así como también pronostica mayor desventaja a las mujeres por ser el 72.8% del total del sector salud.

Ante esta situación, el CONEVAL propone responder a la crisis defendiendo el empleo, derechos sociales, alimentación, salud y educación. Por tanto se identifican las siguientes prioridades en mediano y largo plazo:

  • Garantizar que las familias mexicanas cuentan con el capital suficiente para sobrevivir a la crisis por falta de ingresos.
  • Garantizar el acceso a agua potable en los hogares, indispensable para el lavado de manos.
  • Nuevos mecanismos de coordinación e información para todos los programas dirigidos a la población de bajos ingresos.
  • Mecanismos de regularización para homologar los conocimientos adquiridos por los alumnos.

En cuanto a educación se tienen dificultades por el seguimiento a distancia así como contextos diferentes para familias con menor ingreso. Sumado, requieren el apoyo de los padres de familia, el cual depende de la ocupación, disponibilidad de tiempo y su propia escolaridad.

El CONEVAL también recomienda consolidar un padrón único de beneficiarios para destinar una mayor proporción del presupuesto público en los grupos más vulnerables.

Comments are closed.