CANDIDATOS A DIRIGIR MORENA EXHIBEN CONFLICTOS E IRREGULARIDADES INTERNAS; AMLO SE DESLINDA

La contienda para la nueva dirigencia nacional de Movimiento Regeneración Nacional avanza en medio de un proceso con actos violentos de sus propios militantes.

El partido que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República, está envuelto en polémica por la suspensión de las asambleas mediante las cuales llevarían a cabo votaciones locales.

AMLO emite memorándum para evitar injerencia en elección de Morena

Disturbios y actos violentos han reventado asambleas distritales en Morelos, Ciudad de México, Guerrero, Morelos y Tlaxcala.

En la carrera se mantienen Yeidckol Polevnsky, actual secretaria general de Morena pero que funge como presidenta nacional; Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional de Morena con licencia; y Mario Delgado, el coordinador parlamentario del partido en la Cámara de Diputados.

En las asambleas del fin de semana la única que obtuvo beneficio de estos ejercicios fue Luján, debido a que en el distrito 23, con cabecera en Coyoacán, fue elegida como congresista nacional

En tanto que Delgado denunció vía redes sociales: “Justo cuando yo era el siguiente en la fila para entrar, se decide cancelar la Asamblea de #Iztacalco. En #Morena deben prevalecer los principios de democracia y de respeto a la militancia”.

Después afirmó que buscan sacarlo “a la mala, lo que calificó de despropósito por ser un asunto personal, “es un tema de cuidar a la militancia, de cuidar mucho al movimiento. El movimiento debe ser ejemplo de prácticas democráticas y transparencia”.

También aseguró que dentro del partido hay quienes buscan manipular el proceso para imponer a quien dirija al partido, por lo que llamó a la dirigencia y a todos los órganos directivos para que evalúen las mejores decisiones.

Finalmente denunció que de seguir con estas irregularidades habrá una «dirigencia espuria».

Por su parte Polevnsky apuntó que se han presentado “muchos incidentes durante nuestras asambleas, es bochornoso; se están impugnando más del 60% de las asambleas, no hay condiciones”.

Por esta razón, dijo, “es mucho mejor posponer la elección de dirigentes para ordenar las cosas y ofrecer las condiciones que merecen nuestros militantes. Nuestra responsabilidad es con nuestros compañeros honestos y fieles al partido”.

Además, dijo, Morena muestra malas prácticas y un padrón manipulado.

Ante esta serie de exhibiciones de los propios aspirantes a dirigir el partido, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió mediante un memorándum que no existe un partido de Estado, por lo que separará del cargo a quienes interfieran en asuntos partidistas o cometa actos de corrupción, en los que usen recursos públicos para apoyar alguna candidatura.

Recordó que cuando fue oposición vio las consecuencias del fraude y de la intervención del gobierno en elecciones, ahora, dijo, “no es congruente, moral ni legal mantener estas deleznables prácticas”.

“Está prohibido utilizar bienes, imágenes, programas sociales o cualquier otro recurso público, que deben destinarse al beneficio de los ciudadanos”, confirmó.

El presidente finalmente emitió este memorándum que había adelantado haría público para advertir a funcionarios de su gobierno que pese a que salieran de Morena, actualmente no deben cometer actos partidistas, sino dedicarse a la función pública.

Comments are closed.