AMLO VISITARÁ COAHUILA EN CUANTO TENGA LUZ VERDE

México presentó un nuevo pico récord por Covid-19 en las regiones más afectadas al registrar 501 muertes en 24 horas, mientras que el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que quiere comenzar sus giras por el sur y norte del país, en cuanto las autoridades en salud le den luz verde.

Empezará con el sureste: Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco, Veracruz, Oaxaca y Chiapas. La segunda parte de la gira será en la zona norte: Tamaulipas, Coahuila –específicamente Piedras Negras-, Chihuahua, Sonora y Baja California.

En dichas entidades encabezará las reuniones de seguridad que tiene todos los días a las 6 de la mañana, además de las conferencias matutinas “y es probable que hagamos algo en la frontera, en toda la frontera”, dijo.

México registró este martes 8 mil 134 defunciones, lo que lo convierte en el día más letal en lo que va de la pandemia en el país; también hay 74 mil 560 casos confirmados acumulados, es decir 3 mil 455 más que el lunes y del total continúan activos 14 mil 718 personas.

Aún hay 31 mil 878 sospechosos acumulados y 128 mil 691 personas han dado negativo en lo que va de la pandemia en el país. En total se han estudiado a 235 mil 129 personas.

“En lo que cabe, porque no deja de ser una tragedia, algo terrible, cuando se trata de pérdida de vidas humanas, estoy optimista porque creo que vamos a vencer este desafío, que ya se está logrando, ya tenemos resultados favorables y vamos de salida”, aseguró el mandatario federal.

En las próximas horas, con la actualización de las proyecciones, se podría determinar la fecha del regreso a clases por regiones, para lo cual se basarán en el semáforo que es parte de la estrategia del gobierno federal para entrar a “la nueva normalidad”.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que dicho semáforo será uno en las 32 entidades federativas.

“Lo dejo muy claro: Un solo semáforo nacional, ¿por qué razón? Porque si usamos distinta metodología empezamos a evaluar las cosas diferentes y reconocemos patrones de ocurrencia de la enfermedad diferentes hay un solo semáforo nacional consensuado con los estados, va a haber un diálogo muy fluido”, detalló.

Los martes presentarán el estado del semáforo para cada entidad federativa, que tendrán un color diferente de acuerdo a como esté la epidemia, “un solo semáforo es un solo instrumento, ¿qué calificación de riesgo se le da a cada estado?, será variable para cada estado y en cada semana”, expuso el funcionario.

Tendrán un periodo de martes a jueves para llegar a consensos y complementar la información que tienen en la Federación. El semáforo será presentado de forma pública los viernes y entrará en vigor los lunes siguientes.

En tanto que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez cordero, secretaria de Gobernación, descartó la posibilidad de que haya semáforos estatales de reactivación de actividades, como plantearon los mandatarios debe ser federal.

El 19 de mayo algunos gobernadores solicitaron a la Federación que cada entidad tuviera su propio semáforo y que pudieran tener control sobre el mismo, por lo que expuso que Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal puede ser útil en el proceso de reapertura gradual y paulatina de actividades.

López-Gatell dijo que la epidemia continúa aunque se acabe la Jornada Nacional de Sana Distancia porque tiene una distribución heterogénea, es decir que hay estados con mucha transmisión y otros con transmisión intermedia y no están sincrónicos.

“Preparémonos para una epidemia larga, este primer ciclo epidémico se prolongará en junio, en julio, en agosto y todavía en algunos estados, concretamente Jalisco y Nuevo León posiblemente de acuerdo a las proyecciones matemáticas podrían tener extensión de sus epidemias, en sus capitales hasta octubre”, aseguró.

También desestimó las cifras a nivel internacional que colocan a México en uno de los primeros lugares de letalidad.

“En México, como lo planeamos desde enero, como lo hemos conversado extensivamente con la Organización Mundial de la Salud a través de sus representantes en México, como lo hemos comunicado al público desde el principio, los casos leves no tenemos un interés particular de contabilizarlos, la vigilancia epidemiológica es mucho más que contar y que tener números”, expuso.

Dijo que no es importante tener los números para monitorear y documentar un fenómeno como el Covid-19.

“En México los casos graves, de acuerdo con el lineamiento de vigilancia epidemiológica, los casos graves son personas con suficiente alteración como para necesitar hospitalización, se deben contar al 100 por ciento y de les deben hacer muestras de laboratorio para el diagnóstico al cien por ciento”, reconoció

Los casos leves, dijo, desde el inicio seleccionaron que no ocurra en el 100 por ciento, sino sólo en un porcentaje suficiente para reconocer los patrones de propagación de COVID en el territorio nacional y su cambio en el tiempo.

“Es imposible e inútil intentar contar todos los casos o todos los eventos de un fenómeno masivo, en algún momento hemos usado la palabra inconmensurable, que es el término técnico para referirnos a fenómenos masivos. Esto ocurre en México y en absolutamente todo el mundo”, señaló.

También argumentó que “si las personas con enfermedad leve que tienen baja probabilidad, bajo riesgo de complicarse, acudieran a los servicios de salud, representarían un riesgo para todas y todos, porque estarían produciendo contagios en el trayecto de su casa a las unidades de salud, en las unidades de salud, y eso no sería favorable al control epidémico. Y además estarían ocupando espacios de atención”.

Este martes se conocerán las nuevas proyecciones para saber si México avanza, por zonas, en el semáforo para la reactivación económica de regreso a “la nueva normalidad”.

Comments are closed.