AMLO SE DESMARCA DE AGRESIONES A REPORTEROS EN PALACIO NACIONAL

«Ayer fue un día negro para las periodistas que cubrimls la fuente presidencial», aseguró Isabel González, reportera de Grupo Imagen, al denunciar que fue víctima de mensajes de odio por partr de un asistente a las conferencias del presidentr Andrés Manuel López Obrador.

Miren, ya, ya, amor y paz aquí, afuera, en las redes y en la calle, libertad absoluta, pero aquí paz tranquilidad, así comenzó la conferencia matutina del jefe del Ejecutivo federal sobre los altercados entre periodistas y blogueros.

Era como dar instrucciones, peleen allá afuera, en las redes sociales, pero no en su “mañanera».
Isabel, quien subió el tema de las agresiones, ella fue víctima de un supuesto bloguero, que denunció agresiones en su contra, se pronunció porque a la reportera también le dieran un balazo. Sin embargo, el presidente rehuyó dar una respuesta clara.

Incluso le pidió que perdonara y olvidara esa declaración, que le diera un abrazo al bloguero.
López Obrador se negó a poner orden en las conferencias y negar el paso a estos supuestos comunicadores que están más a su servicio, que realmente para informar.

Al no lograr su propósito le recomendó a la periodista que interpusiera una demanda legal, lo que encendió los ánimos de los presentes.

La conferencia se salió del control del mandatario, una y otra vez, negaba que en su gobierno se prohibiera expresarse, ¿incluso con amenazas presidente? Le preguntaron, “sí porque es la libre expresión”, contestó.

Los cuestionamientos subían de tono, alguien propuso crear un código de ética, lo que aceptó el presidente pero les pidió que sean los mismos periodistas quienes lo redacten porque “la prensa se regula con la prensa”.

Insistió en que no peleen en las conferencias “yo les pediría, con todo respeto, con todo cariño, que aquí también por respeto a la gente que nos ve, que no nos peleemos aquí de esa forma”

Preocupado, más por su imagen que por atender un conflicto entre los comunicadores que dan cobertura a sus eventos, el presidente López Obrador, decidió dar por terminada la conversación y salió del salón sin dar solución a las preocupaciones por la falta de garantías de seguridad de reporteros agredidos y ubicados como consecuencia de las actividades en Palacio Nacional.

Comments are closed.