AMLO PONE EN RIESGO A CORONEL SEÑALADO DE COMANDAR CATEO EN CULIACÁN

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval y el comandante supremo de las Fuerzas Armadas, Andrés Manuel López Obrador, de nuevo responsabilizaron a la tropa y coroneles del Ejército del “operativo fallido” en Culiacán, Sinaloa, al revelar el nombre de quien ejecutó una orden de cateo y, con ello, poner en riesgo su vida y la de su familia.

El presidente Andrés Manuel López Obrador y su gabinete de seguridad.

Anteriormente el gabinete de seguridad responsabilizó a la tropa de haber tomado la decisión de localizar y detener a Ovidio Guzmán, hijo de «El Chapo» y principal objetivo del operativo, en respuesta a la orden de extradición emitida por Estados Unidos.

En esta ocasión no solo se repitió dicha versión, además, se revelaron datos personales de uno de los coroneles que participó sin antes concluir las investigaciones de la Fiscalía Militar.

El presidente López Obrador, no obstante ser el mayor mando en las Fuerzas Armadas, esta vez expuso que no le informaron del operativo en Sinaloa.

Al mismo tiempo que transcurría esta operación el presidente calificaba su jornada como «un día histórico» porque iniciaban por fin las obras en Santa Lucía, tras cientos de amparos en contra de su construcción. Más tarde recibió al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

A las 15:45 hora en Sinaloa, el gabinete de seguridad conformado por los titulares de Sendena, Marina, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, así como el comandante de la Guardia Nacional, informó al mandatario federal.

“Yo no estaba informado, no me informan en estos casos, porque hay una recomendación general que se aplica, le tengo mucha confianza al Secretario de la Defensa”, dijo el presidente.

Sin embargo afirmó que sí fue consultado sobre la liberación de Ovidio para evitar que el grupo delincuencial tomara como rehén a la población de Sinaloa.

Además de que la violencia pudo extenderse a Chihuahua, Sonora y Durango.

Ante este hecho y como respuesta a los señalamientos de que hubo varias versiones sobre lo que sucedió con el operativo, Durazo Montaño afirmó que «el hecho de que no haya habido información no justifica la difusión de información equivocada como correcta. Ese día, al siguiente día en la mañana, rectificamos la información que habíamos dado el día anterior».

Añadió que «deben ustedes entender, en buen plan, que en ese momento no estábamos pensando en la información, sino en la esencia de la decisión que debíamos de tomar para salvar vidas para no incrementar los niveles de tensión que ya había entre la población y –regreso- evitar enfrentamientos y muerte».

Justificó que recibieron la información de los responsables del operativo; sin embargo, dijo que lo importante es que buscaban construir la decisión adecuada.

«Una cosa es dar una información que no es correcta porque no se tiene correcta, y otra muy distinta es tener la intención de mentir, que nunca existió ni existirá en el gabinete, porque, además, no tenemos necesidad de hacerlo, no estamos protegiendo absolutamente a nadie», señaló.

Finalmente insistió en que cuando recibieron información corregida y corroborada, la dieron a conocer al siguiente día, «asumiendo la responsabilidad del error de haber recibido información equivocada, pero asumiendo la responsabilidad de corregirla», argumentó.

Comments are closed.