AMLO NIEGA QUE GOBERNADORES AGRUPADOS SEAN SEPARATISTAS; “SON POLITIQUERÍAS”, REFUTA

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en México ya no habrá un desbordamiento en el sector salud por la pandemia de Covid-19.

Este lunes en México se reportaron 17 mil 580 fallecimientos por el nuevo coronavirus, así como 150 mil 264 casos confirmados acumulados, de los cuales 20 mil 392 son activos, ubicados principalmente en Jalisco, Puebla y Tabasco.

También se mantienen como sospechosos 53 mil 217 casos y 211 mil 616 como negativos, de las 415 mil 097 personas estudiadas.

El mandatario federal insistió en llamar a los mexicanos a comenzar a salir pero aplicando las medidas sanitarias y lo ya aprendido durante el periodo de confinamiento.

Reunión del presidente López Obrador con algunos gobernadores, en junio de 2019.

La preocupación, dijo, ya no es tanto entre los adultos mayores porque han sido bien cuidados, sino entre quienes tienen enfermedades crónicas; sin embargo señaló que tiene información de que quienes entran a terapia intensiva logran salvarse, además de que en el Valle de México se ha registrado a 1,385 pacientes intubados que, de no ser por las medias se sana distancia, pudieron llegar los 4 mil 700.

“En esta etapa nueva ya no va a haber, eso sí lo puedo decir, desbordamiento, claro, no es para salir y de manera irresponsable y no cuidarnos, ya aprendimos también”, dijo.

El mandatario federal pidió que “recobremos nuestra libertad. Nosotros no hemos actuado de manera autoritaria, no hubo toque de queda, no hubo prohibiciones, se contó con el apoyo, con la colaboración de la gente, pero ya que no dependa sólo de las recomendaciones sanitarias, que ya dependa de nosotros”.

Añadió: “Vamos a actuar con criterio, vamos a cuidarnos y vamos a empezar a caminar hacia adelante, sin miedo, sin temores”, además de afirmar que “ya hay una luz que indica que ya vamos a salir del túnel”.

Durante su conferencia en Xalapa, Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García dijo que no coincide con la postura de los gobernadores del PAN y del bloque de mandatario estatales del noreste, entre ellos de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme; de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón y de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, quienes han sostenido reuniones y han declarado no estar de acuerdo con medidas del gobierno federal.

Los convocó a la unidad y dijo que no es tiempo para agruparse en contra del interés nacional, además de que los llamó separatistas.

“Sinceramente me parece hasta una intención de agruparse como golpista, separatista, sería mejor la palabra, hacer grupos para empezar a diferir de una estrategia que debería ser nacional, frente a la pandemia no podemos separarnos en grupos, al contrario, tenemos que unirnos, todos los estados tienen una fortaleza y solos no vamos a poder”, aseguró.

El presidente López Obrador se mostró en desacuerdo con dicho término: “Yo no diría que es agrupamiento golpista, ni siquiera diría a lo que expresó el gobernador de Veracruz, separatista porque no están planteando desprenderse de la República Mexicana, es un asunto político y estrictamente diría politiquero”.

Consideró que podría ser favorable que se agrupen, “que se conforme como un grupo reaccionario, nada más que como decía Juárez el triunfo de la reacción es moralmente imposible, porque ya tuvieron su oportunidad y se dedicaron a saquear, a robar. Entonces, basta, se acabó la robadera”.

Este lunes el jefe del Ejecutivo Federal sostuvo una llamada con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, de más de media hora, quien expresó el pésame a los mexicanos por la pérdida de dos connacionales a causa del Covid-19, de los 10 mil trabajadores con visa que hay en Canadá. De éstos, se infectaron más de 300 mexicanos.

También abordaron temas relacionados con el Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, que entrará en vigor el 1 de julio.

“Son muy buenas las relaciones con Canadá, es de las mejores relaciones que tenemos en términos de amistad, comerciales, económicos. (El primer ministro es) muy gentil, muy agradable,  muy respetuoso”.

En dicha llamada estuvo el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, quien dijo que la comunicación “fue muy cordial, da cuenta de una relación estrecha entre los países y entre el presidente López Obrador y Trudeau, vamos a trabajar en conjunto, tenemos causas comunes, el T-MEC es una nueva etapa de la relación entre ambos países y diría que podemos estar optimistas de que esta relación sea así, sea cercana para México”.

Luego de su intervención el presidente expuso que “para mí ha sido valioso el apoyo de Ebrard”.

Adelantó que “esta semana darán una buena noticia al pueblo de México, no por nosotros sino por la fama y la gloria de México y su pueblo en el mundo, por el respeto que le tienen a los mexicanos en todo el mundo. Va a ser un reconocimiento a la política exterior de México, a la tradición de buena política exterior de nuestro país”.

Comments are closed.