AMLO, DISPUESTO A COMPARECER POR ESTRATEGIA EN SINALOA

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo estar dispuesto a comparecer por la respuesta del gobierno federal ante la liberación de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo” Guzmán, en Culiacán, Sinaloa.

Este lunes el mandatario federal aseguró: “Tengo la conciencia tranquila y sé que actuamos de manera correcta, y vamos a seguir atendiendo las causas que originan la violencia, no se puede enfrentar el mal con el mal. Lo más importante es tener la conciencia tranquila y que se actúa con humanismo”.

Alejandro Gertz Manero, fiscal general, afirmó que encabezará una investigación exhaustiva para determinar si hubo violaciones u omisiones en la cadena de mando.

Expuso que en este caso “no habrá impunidad y no será otro Ayotzinapa»; sin embargo deslindó al presidente de cualquier responsabilidad en estos hechos, debido a que involucrarlo «es inaceptable».

Aclaró que “estamos recibiendo ya las denuncias. Vamos a iniciar un procedimiento muy claro y muy transparente y muy preciso. Esto no va a ser otro Ayotzinapa, se los digo con esa claridad. Aquí se van a establecer las responsabilidades con toda precisión, con todo apego a la ley y con toda transparencia».

Esta investigación se da luego de que el Partido Acción Nacional (PAN) interpusiera una denuncia ante la Fiscalía General de la República en contra de López Obrador y de Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana por “estrategia fallida” en Culiacán.

Incluso el presidente dijo que su gobierno tiene el compromiso de evitar la confrontación, por tal razón tiene la consigna de evitar más actos de violencia.

“El propósito de esta acción fue de salvar vidas, evitar una masacre. Teníamos la información de lo que estaba sucediendo, una situación compleja y no podíamos arriesgar la vida de las personas por la detención de un presunto delincuente”.

Insistió que a quienes llama “adversarios, corruptos, aplicaron una política de confrontación y violencia supuestamente para garantizar la paz y esa política insensata produjo más violencia masacres. Había hasta la decisión de arrasar, de exterminar y lo muestras así los datos de letalidad”, dijo.

López Obrador expuso que la decisión del jueves pasado en la entidad del norte fue una decisión muy difícil: “Decidimos primero la vida de los seres humanos, no la violencia. La paz, la tranquilidad, no la discordia, no el odio, no la violencia. La hermandad, el amor al prójimo, esa es la filosofía, la doctrina de este gobierno”.

Comments are closed.