TRANSFORMAN EN CARBÓN EL PETRÓLEO RECOGIDO EN PLAYAS BRASILEÑAS

Desde hace dos meses, las playas del noreste de Brasil se han visto invadidas por un derrame de petróleo en alta mar. El origen del petróleo aún se desconoce, pero a la par de las investigaciones para hallar al responsable, surge la pregunta ¿A dónde se lleva todo ese desperdicio y qué se hará con él?.

Para el 21 de octubre se habían retirado más de mil toneladas de petróleo de 200 playas de los nueve estados del noreste brasileño, las cuales fueron llevadas por voluntarios al Instituto de Química de la Universidad Federal de Bahía (UFBA), donde pretenden usar la tecnología del proyecto «Compostagem Francisco», para transformarlas en carbón y reutilizarlas.

«Eliminamos esa mancha; es un producto muy viscoso y, cuando se degrada, forma un producto más fácil de almacenar y manejar», explicó Zenis Novais da Rocha, profesor responsable del proyecto de la UFBA.

La tecnología fue desarrollada por un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad para transformar en fertilizantes orgánicos los residuos de cáscara de coco verde y los desechos de alimentos crudos y procesados. Con base en este conocimiento, el equipo decidió aplicar la técnica al petróleo en alta mar.

De acuerdo con la UFBA, el proceso de degradación utiliza bioaceleradores desarrollados en el Instituto, que actúan sobre los desechos. Usando una mezcladora de concreto, el proceso se realiza en aproximadamente una hora. El producto final aún será evaluado para ver su uso como fertilizante o en la construcción, producción de cemento o de asfalto. «Con más precaución, se estudiará el producto formado para evaluar si el producto puede usarse en estas diferentes aplicaciones», dijo el profesor.

Además de la reutilización, el proceso es una forma de evitar otras formas de eliminar el petróleo, que pueden ser ambientalmente inapropiadas, como los vertederos o su incineración. «El impacto del petróleo en el mar ya es enorme, por lo que debe evitarse su impacto en el suelo si se depositan esos desechos en un vertedero o en la atmósfera si se quema», explicó.

La estructura del Instituto de Química no permite producir a escala industrial. «Para hacerla, debe haber una industria que abrace la idea, que permita una producción más grande, y compañías de otras áreas que usen esta aplicación en la industria de la construcción», indicó.

“Hemos producido más de 35 toneladas de fertilizante, a pequeña escala. Imagine si lo hace una empresa a gran escala. Se trataría todo ese petróleo aquí”, aseveró. El instituto señaló que tiene la intención de realizar esfuerzos conjuntos en las playas de la capital bahiana para recolectar y tratar el material para transformarlo en carbón.

El proyecto «Compostagem Francisco» se integra por un grupo de 12 estudiantes y dos profesores del Instituto de Química de la UFBA. Inicialmente, el proyecto se creó para producir fertilizantes compuestos por desechos orgánicos, sin financiamiento. «Los estudiantes son muy dedicados, les gusta trabajar en actividades que muestran a la comunidad la importancia de la universidad pública», concluyó Novais da Rocha.

INFORMACIÓN: NOTIMEX

Comments are closed.