SE PINTA DE ROJO LA NIEVE EN LA ANTÁRTIDA

Científicos ucranianos despertaron el día de ayer con la sorpresa de que la nieve alrededor de su estación se había vuelto roja como la sangre.

Pasada la sorpresa, los investigadores descubrieron que, en lugar de ser algo siniestro, el tinte rojo en la nieve era causado por unas algas microscópicas conocidas como Chlamydomonas nivalis.

Esta alga florece en la nieve cuando el calor aumenta, explicó el Ministerio de Educación y Ciencia de Ucrania; pero a pesar del clima, la propagación de las algas contribuye al cambio climático, dijeron los científicos, porque refleja menos luz solar que cuando es blanco y, por lo tanto, se derrite más rápido.

Solo las temperaturas más frías pueden hacer que las algas vuelvan a su estado latente; no obstante, desde inicios de febrero las temperaturas en la Antártida alcanzaron un nuevo récord, al llegar a 18.3 grados Celsius, en la estación de Esperanza.

Según la Organización Meteorológica Mundial de la Organización de las Naciones Unidas, la Península Antártica, definida como la punta noroeste cerca de América del Sur, es una de las “regiones de calentamiento más rápido del planeta”, con temperaturas que aumentaron casi 3 grados Celsius en los últimos 50 años.

El fenómeno de las algas que enrojecen la nieve, es un fenómeno global que también se presentado en múltiples zonas del Ártico, los Alpes y otras regiones montañosas.

Comments are closed.