INICIA CONFERENCIA DEL CONVENIO DE MINAMATA SOBRE EL MERCURIO

Con la finalidad de fortalecer la capacidad de controlar el mercurio y crear un ambiente más seguro para las actuales y futuras generaciones, se realizará hasta el próximo 29 de noviembre la tercera reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Minamata sobre el Mercurio (COP3). La sede de este evento es el Centro Internacional de Conferencias en Ginebra, Suiza, y Zambia presidirá esta tercera reunión en la que participarán más de mil representantes de las partes, gobiernos, organizaciones intergubernamentales, organismos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y sociedad civil.

En el encuentro se revisarán los avances y desafíos de la implementación del Convenio de Minamata en el mundo; el cual es un tratado que tiene por objetivo proteger la salud humana y el medio ambiente de los efectos adversos de este metal pesado.

Durante la inauguración de la COP3 realizada esta mañana, la directora Ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y secretaria Adjunta de las Naciones Unidas, Inger Andersen, indicó que este acuerdo ambiental multilateral es uno de los más jóvenes del mundo.

«Entró en vigor hace poco más de dos años en respuesta a la creciente preocupación por el impacto de las emisiones de mercurio en la salud humana y el medio ambiente», destacó. Aseguró que éste arrojará resultados tan beneficiosos para las personas y la naturaleza como los acuerdos ambientales multilaterales que se han presentado antes.

El Convenio se acordó en la quinta sesión del Comité Intergubernamental de Negociación sobre el mercurio en Ginebra, celebrada en enero de 2013 y se adoptó en octubre de ese mismo año en el curso de una Conferencia Diplomática (Conferencia de Plenipotenciarios), en Kumamoto, Japón.

Dicha medida lleva por nombre Minamata al tomar su nombre del lugar en el que a mediados del siglo XX murieron más de 900 japoneses debido a los efectos de la intoxicación por mercurio proveniente de las aguas residuales industriales contaminadas.

Durante las sesiones plenarias de la COP3 se discutirán los documentos oficiales de la reunión para que se tomen decisiones sobre asuntos tales como el marco para evaluar la eficacia del Convenio, la adopción de documentos de orientación técnica, y el programa de trabajo y presupuesto de la secretaría para el periodo 2020-2021.

Las actividades del encuentro incluyen 26 eventos paralelos y laboratorios de conocimiento que discutirán cuestiones más amplias, como los vínculos entre la gestión de productos químicos y la biodiversidad, la gestión de productos químicos y desechos más allá de 2020, entre otros.

Las anteriores ediciones se convocaron durante un período de una semana a fines de septiembre (2017-COP1) y noviembre (2018 – COP2) en la sede de la Secretaría en Ginebra, Suiza.

Desde su entrada en vigor el 16 de agosto de 2017, 114 partes (entre ellas México y países de Latinoamérica) han trabajado para controlar el suministro y el comercio de mercurio, reducir el uso, emisión y liberación, así como aumentar la conciencia pública y crear la capacidad institucional necesaria.

Esta reunión busca desempeñar un papel fundamental en el futuro del Convenio, cuyo objetivo es proteger la salud humana y el medio ambiente de los efectos adversos del mercurio, un metal pesado altamente tóxico considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los 10 principales químicos de gran preocupación para la salud pública.

Comments are closed.