ESPERANZA DE ESPAÑA Y CHILE PUESTA EN CITA CLIMÁTICA

España y Chile tienen su esperanza puesta en que la Conferencia de las Partes (COP25) lance una nueva fase de acción de lucha contra la crisis climática que involucre a gobiernos, administraciones, la sociedad y al sector público y privado. La cita climática inicia el lunes en Madrid y como parte de los preparativos que lleva a cabo el anfitrión España, la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, compartió un desayuno con Carolina Schmidt, ministra de Medio Ambiente de Chile, que ostenta la presidencia de la cumbre.

Coincidieron en la necesidad de dar un nuevo impulso a la acción multilateral contra el cambio climático y dejar de lado los “localismos” que amenazan la negociación, como fue el caso de Estados Unidos de abandonar el Acuerdo de París.

Ribera, citada por la prensa local, reiteró la voluntad del gobierno español de sacar adelante la cita en medio de “grandes desafíos medioambientales”.

La COP25 de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático tendrá lugar tras la publicación esta semana de nuevos informes de Naciones Unidas que advierten del acelerado calentamiento global, entre otros efectos catastróficos del cambio climático.

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), las emisiones de gases de efecto invernadero aumentan y deberán reducirse a una tasa de 7.6 por ciento cada año durante la próxima década para limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados, en línea con el Acuerdo de París.

Schmidt, a su vez, destacó la importancia de “trabajar juntos” a fin de cumplir el Acuerdo de París, es decir “poner el foco en las personas, en una transición económica y social que sea justa y que incluya a los gobiernos locales, regionales y sector privado”.

La conferencia, del 2 al 13 de diciembre, fue traslada a Madrid, España, debido a los disturbios civiles en Chile, donde se realizaría los mismos días.

Comments are closed.