ENFRENTAN PYMES ENERGÉTICAS EL DILEMA DE INVERTIR O SOBREVIVIR ANTE LA ACTUAL EMERGENCIA

El mercado de las energías renovables se enfrenta a un gran dilema ocasionado por la pandemia del coronavirus (COVID-19) y el aumento del precio del dólar, que ha puesto en jaque a las pequeñas y medianas industrias, que podrían verse obligadas a cancelar sus proyectos y cerrar.

Así quedó de manifiesto durante el webinar “Impacto del COVID-19 y de la caída de precio del petróleo en el sector energético renovable en México”, organizado por Conexión Mirec, en el que participaron Angie Soto, directora general de Nexus Energía; Alejandro de Keijser Torres, subdirector de Mercados de Energía, en Deacero, y Paolo Salerno, especialista en Energía.

Soto afirmó que se vive una situación bastante crítica en la industria energética, porque en el primer trimestre del año la demanda estuvo por debajo de la media, lo cual tendrá repercusiones en el precio del petróleo, que se sumarán a la baja en la calificación crediticia y al aumento en el tipo de cambio.

Consideró que las energías renovables tienen posibilidades de competir en el mercado, para que el consumidor pueda elegir la generación eléctrica que más le convenga, considerando que el 37 por ciento de la demanda proviene de la industria; 26 por ciento, de la industria mediana y 11 por ciento de la gran industria, así como 17 por ciento es residencial.

“Tenemos la tormenta perfecta en los precios, pero el 85 por ciento del mercado tiene que estar conectado en el mediano plazo, o entonces se corre el riesgo de una gran debacle, porque habrá sobrecapacidad de energía eléctrica y gas natural. Hay que invertir en transmisión”, advirtió.

Los panelistas consideraron que el gran dilema que enfrentan las pequeñas y medianas empresas del sector es invertir o sobrevivir, y “si las Pymes quiebran, se va para abajo la economía y todo el país”, señalaron.

Lo importante ahora, concluyó Keijser, es crecer, no ganar.

Comments are closed.