DENUNCIAN PESCA ILEGAL Y COMERCIO DE PESCADO ASIÁTICO SIN CONTROL

La red de colaboración Impacto Colectivo por la Pesca y la Acuacultura Mexicanas hizo un fuerte llamado a las autoridades para combatir la pesca ilegal y frenar las importaciones de pescados asiáticos que se comercializan con engaños al consumidor sobre su inocuidad y calidad. El llamado fue lanzado en una conferencia de prensa por representantes del sector pesquero que pidieron se diseñe un sistema de trazabilidad en los productos pesqueros, es decir procedimientos coordinados que permitan darles seguimiento a lo largo de cualquier cadena y que culminen en el eficiente etiquetado.

Denunciaron que en México la trazabilidad pesquera es prácticamente inexistente, solo hay pocos esfuerzos de particulares, lo que ha derivado en que 30 por ciento de la producción en el país se realice de manera ilegal y en la comercialización de toneladas de pescado basa procedente de Vietnam o China con contenido hasta de 45 por ciento de agua en su consistencia.

El colectivo pesquero manifestó que los productos que están llegando de Asia se venden ya en todo el país, ofertándolo incluso como guachinango, tilapia u otro tipo de pescado legal y nutritivo, cuando se trata de productos de dudoso control que incluso han sido prohibidos en otros mercados mundiales.

Dar a la pesca mexicana una herramienta como la trazabilidad permitirá a los consumidores conocer “la ruta que siguió lo que come”, es decir, que todos los productos pesqueros deberán estar registrados desde su origen hasta que llegan a su mesa, lo cual hoy en día no sucede, declaró.

El representante de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas en el estado de Yucatán, José Luis Carrillo, denunció que “muchos de los productos que consumimos no llenan los requisitos indispensables”, debido a que no hay una obligación de rastreo en este sector, como sí existe en otros países.

Reveló que el grave problema de la pesca ilegal y la importación de filete de bajo precio representa pérdidas y una competencia desleal para la actividad pesquera en México que sí tiene que llenar todos los requisitos. El filete basa es un tipo de pescado “con dudosos antecedentes de inocuidad, pues se cría en el río Mekong de Vietnam, considerado de altísima contaminación; mientras que el filete de procedencia china en el mercado tiene gran cantidad de agua, lo que diluye su capacidad nutricional, refirió.

La representante de Oceana México, Renata Terrazas, dijo a su vez que lo que pide el sector pesquero es que se informe al consumidor del tipo de producto del que se trata, puesto que estos filetes asiáticos llegan empacados sin una sola etiqueta del tipo de alimento del que se trata.

“El problema con la basa no es que entre, sino que entre diciendo qué es y no que nos engañen vendiéndonos el producto más barato, diciendo que es un producto mucho más caro, lo que además genera una competencia desleal”, aseveró.

Afirmó que al haber en el mercado un producto que se oferta como mero o huachinango sin serlo, “se trata de un tema de seguridad alimentaria en el país”, además desplaza al producto original porque a los pescadores les resulta imposible competir con precios hasta 200 por ciento más económicos.

Roberto Arosemena, representante de Comepesca y acuacultor enfocado en la producción de tilapia, dijo que no se ha dado a conocer la calidad y condición sanitaria de la basa, pero “hay antecedentes documentados de que otros países, sobre todo en la comunidad europea han limitado y en algunos casos hasta prohibido su consumo”.

En Estados Unidos se conoce del rechazo de basa porque el producto lleva antibióticos y otras sustancias, pero en uno de los países en donde se acepta es México, pero sin dar a conocer al consumidor el origen del producto, lamentó. Es por ello que urge un registro actualizado y veraz sobre los involucrados en la cadena de producción y venta; un sistema electrónico para la recopilación estandarizada de elementos claves de información en cada punto de la cadena.

Asimismo, se necesita tener la homologación de términos y códigos de los productos del mar; un sistema de inspección en puntos estratégicos de la cadena de valor; la vinculación con el sistema de generación de facturas y supervisión de la autoridad correspondiente en materia hacendaria.

También es conveniente la coordinación con otros sistemas de trazabilidad en México y de países hacia los que exportamos para compartir datos de una manera eficiente y segura; asignación presupuestal suficiente y un esquema de aportaciones para el programa para el seguimiento de información. En todo este esquema, se necesita establecer un sistema de sanciones que garantice su cumplimiento.

INFORMACIÓN: NOTIMEX

Comments are closed.