CONSERVACIONISTAS IRANÍES A UN PASO DE LA MUERTE

Cuatro de los ocho ambientalistas presos en Irán fueron liberados del cargo de corrupción en la tierra, que eventualmente podría condenarlos a la pena de muerte bajo la ley iraní, debido a la intervención del líder supremo Alí Khamenei, informó el Centro de Derechos Humanos, CHRI. «Por los esfuerzos de los abogados y las familias de los conservacionistas encarcelados, el líder supremo ordenó a las autoridades atender la opinión del Ministerio de Inteligencia sobre el caso, razón por la cual el juicio fue suspendido», dijo una fuente a la CHRI bajo la condición de anonimato, el pasado 13 de octubre.

En una refutación directa de las acusaciones de la organización de inteligencia del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC), el Ministerio de Inteligencia, que funciona al mando del presidente Hassan Rouhani, declaró a principios de 2019 que los conservacionistas no se dedicaron al espionaje.

«También el fiscal asignado al caso fue cambiado y…el cargo ‘corrupción en la tierra’, fue retirado», agregó la fuente. «La corrupción en la tierra» fue uno de los cargos que enfrentaron Morad Tahbaz, Niloufar Bayani, Taher Ghadirian y Houman Jowkar, cuatro de los nueve conservacionistas que fueron detenidos en Irán por el IRGC en enero de 2018, tras ser acusados de participar en espionaje.

Sin embargo, los cuatro junto con los otros conservacionistas detenidos Sepideh Kashani, Amir Hossein Khaleghi, Sam Rajabi y Abdolreza Kouhpayeh, aún enfrentan cargos graves, según el abogado Mohammad Hossein Aghasi, quien representó a Sam Rajabi.

«Todos son acusados de ‘reunión y colusión contra la seguridad nacional, también está el cargo de ‘contactos con el gobierno enemigo de Estados Unidos…con el propósito de espiar’, pero el juez parece inclinarse hacia la absolución con respecto al espionaje», dijo Aghasi a CHRI el 13 de octubre.

En una conferencia de prensa el 14 de octubre, el portavoz judicial Gholam-Hossein Esmaili confirmó que se había retirado el cargo contra tres de los detenidos, con base en el Artículo 280 del Reglamento de Procedimientos Penales, que permite a la corte cambiar los cargos.

“Corrupción en la tierra” se cambió a “cooperación con el gobierno enemigo de los Estados Unidos y el régimen sionista (Israel) contra la República Islámica de Irán con el propósito de espiar para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Mossad (servicio de inteligencia israelí)”, destacó Esmaili.

En un artículo de opinión publicado por el periódico reformista Etemad el 14 de octubre, Mohammad Reza Tabesh, jefe de la Facción Ambiental en el Parlamento de Irán escribió:

“Algunas agencias responsables, a saber, el comité especial de investigación de cuatro miembros establecido por orden del presidente, así como algunos funcionarios y expertos ambientales, han escrito informes sobre el trabajo realizado por los conservacionistas y enfatizaron la necesidad de retirar estos cargos. En otras palabras, todos los informes absuelven a los conservacionistas de las acusaciones de espionaje.

“Al mismo tiempo, ha habido un desarrollo importante. La Oficina del Líder Supremo ha remitido el caso al Consejo Supremo de Seguridad Nacional y posteriormente tuvimos una reunión con la secretaria del consejo. La reunión reavivó la llama de la esperanza en nuestros corazones…de que este caso finalmente terminará felizmente».

INFORMACIÓN: NOTIMEX

Comments are closed.