AMBIENTALISTAS “SECUESTRAN” BARCO PETROLERO EN NUEVA ZELANDA

Un grupo de 30 activistas ambientales de Greenpeace “secuestró” un barco petrolero perteneciente a una compañía austriaca de extracción de petróleo, a manera de protesta y para evitar que abandone el puerto de Taranaki, en Nueva Zelanda.  Entre los manifestantes, que desde la víspera ocupan el buque llamado “Skandi Atlantic” de la empresa petrolera OMV, se encuentra un equipo de cuatro escaladores, quienes alegan que esta compañía es una de las 100 responsables del 71 por ciento de las emisiones globales desde 1988.

La intención, dijeron, es evitar que la embarcación zarpe porque la empresa propietaria planea perforar el próximo mes tres pozos para conseguir petróleo y gas en la costa de Taranaki, así como llevar a cabo más trabajos en la Gran Cuenca Sur frente a la costa de Otago, ubicada en el Pacífico Sur.

La activista estudiantil de Austria Magdalena Bischof, quien se encuentra actualmente en el barco, dijo que el mensaje que se busca dar al gigante petrolero es que llegó la hora de abandonar la búsqueda de petróleo en Aotearoa (nombre maorí para Nueva Zelanda).

“Debemos proteger los océanos y nuestro clima, y podemos hacer ambas cosas resistiendo la perforación petrolera en nuestras aguas”, destacó.

En tanto, la activista por el clima y la energía de Greenpeace, Amanda Larsson, expresó que varios ambientalistas ocupan la embarcación y se preparan para pasar la noche en éste. «Al ocupar el barco estamos retrasando la perforación de la plataforma monstruosa en busca de petróleo nuevo en medio de una emergencia climática», destacó.

“La plataforma petrolera de OMV está a casi 50 millas náuticas de la costa de Taranaki. Su ubicación remota significa que es casi imposible para los neozelandeses comunes tomar medidas pacíficas para enfrentarlo directamente”, añadió.

La oficina de Greenpeace en Nueva Zelanda refirió en un reporte que representantes de una variedad de grupos ambientalistas también participan en la ocupación, incluyendo Extinction Rebellion, Oil Free Otago y 350 Aotearoa.

Esta acción se suma a las protestas del mes pasado afuera de la sede de OMV en Austria, donde el activista climático maorí Mike Smith anunció que presentaría una demanda en la Corte Penal Internacional contra el CEO de la petrolera austriaca, Rainer Seele.

Comments are closed.