CERTIFICACIONES: EL MITO DETRÁS DE LA EDUCACIÓN

LAS UNIVERSIDADES PATITO

“Me faltaba un año para graduarme, me dijeron que ya no había maestros”

Esther es una joven de 20 años que buscaba estudiar psicología clínica, sus opciones eran pocas ya que en la ciudad de Saltillo, no había muchas Universidades que ofertaran la carrera. Decidió por inscribirse en una universidad privada. “Me habían dicho que las mensualidades eran muy accesibles, lo cual era mentira porque iban en aumento.” En diciembre de 2018, cuando ya estaba a punto de finalizar su educación superior, la Institución le informó a ella y su grupo de compañeros que no había maestros y que no podían continuar con sus clases. “La escuela nos sugirió que nos diéramos de baja para no perder y no estar pagando”. Al regresar en mayo se dieron cuenta que no podían inscribirse por que tenían adeudos en el sistema, por que el sistema “no arrojó que se habían dado de baja.”

Las universidades con baja calidad educativa han sido un problema grave en el país desde su expansión hace un poco más de diez años, el problema no se ha detenido, solo ha cambiado el enfoque. Según Jorge Eduardo Verástegui, rector de la Universidad Autónoma del Noreste (UANE), “en México son alrededor de 2,900 universidades particulares. Solamente 111 tienen acreditaciones privadas (...) Esas 111 universidades representan 750 mil alumnos en el país”.

Pero, ¿de dónde surgen las universidades patito?

Las universidades con baja calidad educativa, según Pedro Landaverde, abogado y experto en educación, nacen por dos aspectos importantes: Principalmente por un cambio en la demanda de la educación en el país: hijos de padres provenientes de familias numerosas y pocas oportunidades para estudiar, ahora pueden aspirar a que sus hijos vayan a la universidad. Esto fué “lo que se llamó un bono educativo de población juvenil en México, 60 millones de estudiantes que no tenían acceso a una educación superior de calidad, ahora lo tenían”, asegura.

Por esto, los recursos de las universidades públicas no han sido suficientes para absorber la nueva demanda de este bono educativo. Por ejemplo, el Rector de la Universidad Autónoma de Coahuila, Salvador Hernández Vélez asegura que, de los 30 mil aspirantes para la UAdeC de este año, solamente tienen capacidad para el 33% de los estudiantes, por lo que muchos deben de recurrir a estas instituciones de baja calidad para continuar con sus estudios.

Y, la educación tomó por objetivo principal la generación de ingresos y no el desarrollo profesional. “Nuestras autoridades, la SEP, abrió la puerta y permitió la entrada a cualquier institución sin ningún tipo de rigor académico, a todo le dio un registro y se incrementaron de una manera impresionante”

¿Cómo puedo identificar a una universidad patito?

¿Tienes algún ejemplo?

Para esta investigación me contacté con 8 universidades que a primera vista se podrían catalogar como patito en la ciudad de Saltillo ya que cuentan con alguna de las características mencionadas. Luego, llamé pidiendo informes. Algunas no me contestaron, 3 de las 8 me dieron información por teléfono, otras 2 por WhatsApp y una por su página de internet y de dos no pude obtener información directa.

La primera clave para saber si una universidad es patito la puedes encontrar al entrar a su página de internet, ya que lo primero que notarás es que siempre tienen ofertas en las mensualidades o inscripciones, cosa que no encuentras en las páginas web de una universidad pública o privada con una buena reputación. Al terminar la investigación ya era acreedora de cuatro becas.

Da clic en alguna de las universidades a continuación para poder leer lo que encontré.
International College for Experienced Learning (ICEL)

El ICEL (o CNCI) fue el primer lugar al que marqué y quería estudiar Administración de Empresas en la modalidad Ejecutiva. No hay examen de admisión y tenían una promoción de descuento por contingencia. Los precios que me brindaron, a mayo de 2020 fueron $2,275.00 de inscripción, $1,020.00 por cuatrimestre y $4,630.00 mensuales. Esto sin el descuento por contingencia.

La atención que recibí fue buena, además de que me mandaron el plan de estudios por WhatsApp. Ahí terminó todo, no continuaron mandándome mensajes (lo cual agradezco). No tengo más información para aceptar o negar que es una Universidad patito, pero cumple con varias características.

Universidad Interamericana de Desarrollo (UNID)

En la UNID no contestaron las llamadas ni otras formas de contacto. Pero semanas después el Equipo de Investigación encontró una fotografía de una promoción, donde te daban varios beneficios si presentabas tu comprobante de pago del examen de admisión de la UAdeC, entre estos beneficios, una recarga Telcel.

Así que preguntamos si esto era real, nos comunicamos con la página oficial UNID Campus Saltillo por Facebook y sí era real, pero pertenecía a un promoción vieja, aunque aseguraron que me la podían hacer válida, el descuento y la mensualidad gratis, pero la recarga no.

No encontré la fotografía exacta en su página de internet, pero si muchas de ese mismo estilo, donde te prometen un descuento o una beca presentando tu comprobante de pago de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Universidad de Desarrollo Profesional (UNIDEP)

La UNIDEP tomó mi llamada, me dijeron que durante el transcurso del día me estarían llamando para contestar mis preguntas. No me marcaron, sino que me mandaron un mensaje vía WhatsApp, de dos asesores diferentes, no eran diarios pero si insistentes, además de llamadas por teléfono. Ahí también ya me había ganado un descuento solamente por estar interesada.

La carrera de Comercio Internacional es de tres años, como todas las demás, y tiene un costo de $3,250.00 y te dan un porcentaje de beca según el promedio de la preparatoria y además un asesor me ofrecía un 15% adicional por contingencia en el primer cuatrimestre, después el 27 de mayo, me ofrecieron otra promoción de $890.00 el primer pago e incluía la inscripción.

Luego recibí un mensaje del segundo asesor que automáticamente me ofreció un descuento y con las mismas promociones de $890.00 con inscripción y primera mensualidad. En ningún momento me hablaron sobre la calidad de los maestros, los beneficios que tenía estudiar con ellos, las certificaciones. Como la mayoría de las universidades patito según las características que presentamos, se diferencían por las ofertas.

Universidad de Estudios Avanzados (UNEA)

La UNEA fue la última de las que pude contactar por teléfono. Me dijeron que empezaban un cuatrimestre el sábado de la semana que marqué, el 20 de mayo y otro hasta septiembre. Naturalmente, intentó convencerme de que me inscribiera para entrar esa misma semana.

Tenían la modalidad de ir a la escuela todos los días y los sábados. Además de que ofrecían planes y certificaciones con valor curricular. Y aseguraba que cuentan con el RVOE y con certificaciones y que estaban al corriente. Los precios de inscripción era de $4,045.00 y $1,480.00 al mes. Me ofrecieron una promoción alentandome a inscribirme esa semana, donde solamente tenía que pagar mi incorporación a la SEP y mi seguro de vida.

Eso del pago de la incorporación a la SEP hizo que me cuestionara varios aspectos de la investigación, quizás todo lo que sabía de las RVOES era incorrecto y que en realidad cada uno de los estudiantes paga personalmente su incorporación a la SEP. Por eso me comuniqué con la Dirección de Incorporación y Revalidación de Educación Media y Superior del Estado de Coahuila, quería saber si eso era posible, me explicaron que los estudiantes no tienen que pagar nada para incorporarse a la SEP de manera individual, la institución es la que debe hacer el trámite y el pago de la incorporación hecho por la universidad abarca a todos los alumnos. Pero, existe la posibilidad de que estén cobrando esa cuota como recuperación de la inversión inicial que representa el RVOE, pero ¿por qué decirles a los estudiantes que es un pago por afiliación individual?

¿Qué pasó con Esther?

Esther, con un grupo de compañeros decidieron hacer una huelga para exigir un reembolso e incluso varios alumnos salieron de la ciudad para ver si podían arreglar el problema. Después, la institución dijo a los estudiantes que les regresarían al menos la mitad del dinero que habían pagado, lo cual no fue así. Sus compañeros de grados más arriba también se quejaban de las instalaciones. Además Esther tuvo problemas con un maestro, incluso presentó una queja por acoso. “definitivamente no la recomiendo está super mal organizada respecto al sistema, las instalaciones obviamente también deben de importar, son demasiado feas”. Ahora, Esther decidió entrar a otra universidad privada, con un mejor nivel educativo y espera graduarse pronto.

CERTIFICACIONES Y ACREDITACIONES

¿Estar acreditado es lo mismo que estar certificado?

No, no es lo mismo. En México hay solamente una institución certificadora que es la Secretaría de Educación Pública (SEP), pero existen más de una acreditadora. La SEP se encarga de emitir el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios o RVOE, mientras que la acreditación está en manos de instituciones privadas y permiten medir la calidad de las instituciones educativas como la FIMPES, ANUIES o la COPAES. Cada una de ellas cuenta con parámetros y requisitos de calidad diferentes, tienen un costo y se renuevan en períodos distintos.

Te presentamos las diferentes certificaciones y acreditaciones para que puedas comprender a qué se dedican y por qué es necesario que tu universidad cuente con una.

¡Verifica en el siguiente mapa que tu escuela cuente con alguna de las certificaciones y acreditaciones! Sólo tienes que tocar el estado y tendrás una lista con las universidades en cada certificado. Cualquier institución educativa puede contar con más de una acreditación. La certificación otorgada por la SEP, es básico para las universidades, ya sea por carrera o preparatoria, abierta o escolarizada.

¿Es suficiente con un certificado como el RVOE para asegurar que una universidad cuenta con educación de calidad?

Según el abogado Pedro Landaverde, además de asegurarse que una universidad cuenta con la certificación de la SEP, el aspirante o los padres deben darse a la tarea de revisar el profesorado con el que cuentan, las instalaciones e incluso la bolsa de trabajo “el certificado pasó a segundo plano”.
El Rector de la Universidad Autónoma de Coahuila, cree que es pertinente acreditar las habilidades de los estudiantes, maestros y de la misma institución pero con órganos internacionales, como prueba de lo que se puede hacer y prometer. Lo que significa que tu universidad debe contar con una acreditación privada para que puedas tener la certeza de que las clases, los maestros y las instalaciones son de calidad y de confianza.

¿Qué pasa si mi universidad no cuenta con certificado? ¿quiere decir que es patito?

La SEP asegura que obtener un RVOE no es obligatorio, pero si tu universidad o preparatoria no cuenta con el reconocimiento quiere decir que “carecen de validez oficial y por lo tanto carecen de oportunidad de obtener un título y una cédula profesional (...) además que carecen de la posibilidad de obtener una equivalencia de estudios que les permita continuar sus estudios en otra institución”, especifica la SEP.

Según Pedro Landaverde, era fácil diferenciar a las universidades de baja calidad porque eran las que no contaban con la certificación. Ahora, muchas universidades que son consideradas malas cuentan con uno. Una universidad puede tener un reconocimiento por la SEP, pero tener una baja calidad educativa.

¿Por qué mi universidad no quiere acreditarse?

Una de las razones por las cuales las universidades no cuentan con una acreditación o certificación es por que es un proceso largo y costoso “para abrir una escuela de medicina, por ejemplo, no sólo es contar con la aceptación de la SEP sino la aprobación del consejo de la Secretaría de Salud. No es tan fácil la certificación, demanda requisitos establecidos, además una certificación demanda dinero”, asegura Pedro Landaverde.

El Rector de la Universidad Autónoma del Noreste, Jorge Eduardo Verástegui cree que el no contar con un certificado es una decisión “muy personal, respetable pero no justificable”. Él, por su parte ha pedido al gobierno del estado que este proceso sea obligatorio. Y asegura que las instituciones que no quieren obtener una acreditación privada es por que no están dispuestos a aceptar un compromiso económico y académico de mejora continua para potencializar el desarrollo de su institución y de sus estudiantes.

“Entonces es muy cómodo ofrecer carreras o hacerte abogado en dos años, yendo a clases los sábados de 8 a 11 de la mañana. Es absolutamente ridículo, ese tipo de educación es una falta de compromiso ¿tienen ellos el permiso de las autoridades estatales y/o federales? si, por que están cumpliendo con la pertinencia de la educación. Pero, ¿y la calidad dónde queda?”
-Verástegui

UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD

¿A qué se refiere una educación de calidad?

Te vamos a presentar tres aspectos con los que debe contar una universidad de calidad según nuestros expertos entrevistados: Salvador Hernández Vélez, Jorge Eduardo Verástegui y Pedro Landaverde.

Lucía es una chica de 23 años que actualmente estudia psicología, su historia comienza cuando después de haber entrado a estudiar a una escuela pública decidió buscar otra opción, ya que los maestros y las clases no llenaron sus expectativas. Encontró una universidad privada que le permitía estudiar y trabajar al mismo tiempo, con clases los sábados durante tres años. Su experiencia no fue buena: las instalaciones eran muy feas y pequeñas, los maestros no contaban con experiencia en investigación y algunos no eran buenos. Además, tuvo problemas con sus comprobantes de pago, ya que las secretarias, “los perdían” y le pedían que pagara de nuevo. La institución nunca les pudo ayudar a resolver el problema, por lo que tuvo que salirse de ahí, esta fue la situación de varios de sus compañeros, no pudo revalidar ninguna de sus materias en su nueva escuela y a otros más quisieron cobrarles cuotas cuando ya no estaban en la escuela.

¿Qué pasa si estudio en una escuela con bajo nivel educativo?

Bueno, si después de toda la información que ya te di aún decides entrar a una universidad con bajo nivel educativo o sin certificación, te daré a conocer algunas consecuencias de estudiar en una escuela así.

Puedes ver consecuencias a corto y largo plazo. Por ejemplo, la baja exigencia de las clases no permitirán que desarrolles tus habilidades de manera correcta ni tampoco podrás aprender nuevas. A largo plazo, no solamente afecta al alumno, sino que puede desencadenar un problema económico en el país. En palabras de Pedro Landaverde, “afecta al país que la gente no salga bien preparada para el mercado laboral, (...) el país lo va a pagar llenar el mercado con gente poco preparada”

¿Cuáles consecuencias?

Se presentará un abaratamiento de la mano de obra calificada, al incrementar la oferta de ciertas carreras. Esto quiere decir que los sueldos de los estudiantes de las carreras con mayor demanda disminuirán y es probable que el empleador contrate egresados poco calificados. Para los estudiantes que sí cuentan con las calificaciones necesarias para ejercer tardarán en encontrar trabajo, de hecho, la OCDE asegura que el 44% de los egresados de carreras como administración de empresas y derecho, está sobrecualificado para su puesto, en otras palabras, los trabajos que consiguen no les permiten desarrollar sus habilidades por completo.

Según Jorge Eduardo Verástegui, rector de la UANE, los estudiantes egresados de una universidad con bajo nivel educativo, pueden tener problemas para encontrar trabajo, “y si lo encuentra y no da solución rápida, lo más seguro es que lo despidan. El empresario es muy impaciente, la vida es muy rápida, exige cambios muy rápidos, exige gente que venga a solucionarte los problemas rápido”, añade.

¿El gobierno puede ayudar?

Sí, el gobierno puede ayudar ya que de ellos depende cuáles universidades o preparatorias pueden ejercer la educación. Eduardo Verástegui cree que los gobiernos de cada uno de los estados deberían adecuarse para contar con un procedimiento parecido a los que tienen las acreditadoras privadas. “Entonces sería requisito como el tener un RVOE para que tu puedas dar una carrera, pues sería requisito que tuvieras una revisión de calidad cada dos o tres años por parte del gobierno del estado. Siguiendo alguno de los patrones que tienen ANUIES o FIMPES que son bastantes efectivos”, explica.

EN CONCLUSIÓN

Las universidades con baja calidad académica tienen como objetivo generar ganancias, no necesariamente brindarte una educación de calidad, disfrazan sus carencias educativas con promociones de inscripción y facilidades de pago. Una educación deficiente puede afectar tu futuro y oportunidades de desarrollo, debes estar seguro que la universidad que elijas cuente con el nivel educativo que necesitas.

Los estudiantes necesitan más apoyo por parte de las instituciones encargadas de la educación para tener éxito en la vida laboral o emprendedora. Además de que es necesario contar con iniciativas nuevas para impartir las clases, innovar en los métodos de enseñanza. Hasta ahora, según expertos de la OCDE, México todavía no tiene claro el papel fundamental de la educación.