LA IMPORTANCIA DE PLANTAR ÁRBOLES

Un árbol puede llegar a reducir la insolación más del 50 por ciento al ser este un termorregulador ambiental que capta las altas temperaturas, aporta oxígeno a través de su fotosíntesis y aloja el hábitat para una gran cantidad de animales, constituyéndolo como un componente fundamental en todo ecosistema, detalló investigador universitario.

La sociedad tiene que asumir acciones ante los problemas ambientales y en aquel que juega una parte más importante en el calentamiento del planeta como lo es la contaminación ambiental, ya que este problema genera otros problemas de impacto en el aire, agua, suelo, plantas y animales.

Por eso, es fundamental hoy más que nunca el humano debe desarrollar y fomente estrategias para tratar de minimizar la crisis ecológica que pone en riesgo la vida misma y la estabilidad del planeta.

Plantar árboles es una estrategia importante para reducir los problemas ambientales. Un árbol joven almacena en promedio alrededor de 11.3 kg de carbón atmosférico por año.

Toda actividad humana tiene un impacto en la naturaleza; de acuerdo con algunas estimaciones, es necesario plantar y mantener al menos 65 árboles para compensar la cantidad de carbón que aportamos a la atmósfera durante nuestra vida, es por eso que resulta importante reforestar, aunque sea una pequeña parte de nuestros bosques, plantando árboles y cuidando el suelo, pero…

¿QUÉ ES LA REFORESTACIÓN?

La reforestación es una operación en el ámbito de la silvicultura destinada a repoblar zonas que en el pasado histórico reciente estaban cubiertas de bosques que han sido eliminados por diversos motivos como pueden ser:

  • Explotación de la madera para fines industriales y/o para consumo como plantas.
  • Ampliación de la frontera agrícola o ganadera.
  • Ampliación de áreas rurales.
  • Incendios forestales (intencionales, accidentales o naturales).

BENEFICIOS DE PLANTAR ÁRBOLES

Almacenar carbono es solo una de las formas en que los árboles podrían afectar el clima. Por ejemplo, existen simulaciones por computadora de árboles que contribuyen a enfriar un paisaje mediante la liberación de moléculas en el aire que invitan a las nubes a formarse.  

Incluso algo tan simple como la oscuridad de las hojas de los árboles puede cambiar la cantidad de calor que un paisaje absorbe o refleja

La expansión de los bosques en zonas antes iluminadas por la nieve y reflectantes podría calentarlos. En los trópicos, sin embargo, el mayor enfriamiento de las nubes podría ser el efecto más poderoso.

Para Jean-François Bastinen, ecologista y coautor del estudio, la lucha contra el cambio climático va más allá de sembrar árboles, por lo que ya es hora de que las sociedades disminuyan sus emisiones de gases de efecto invernadero: la verdadera solución.

INFORMACIÓN: CONAFOR, ECOLOGÍA VERDE

Comments are closed.