LA CRISIS ECONÓMICA POR COVID-19 ESTÁ AFECTANDO A LOS MÁS POBRES

Para el FMI la crisis por COVID-19 es la mayor “calamidad” económica desde la Gran Depresión, para inicios del 2020 se esperaba que el ingreso global creciera 3%, ahora, después del nuevo panorama mundial, se ha pronosticado una caída del 3%. Peor a la observada en la Gran Depresión.

El Fondo Monetario Internacional dio a conocer un estudio donde se compara el impacto que han tenido las epidemias más importantes del siglo incluyendo la actual por COVID-19 demostrando que cuando un país atraviesa una emergencia sanitaria las brechas de desigualdad son mayores.

Tomando en cuenta  el Síndrome Respiratorio Agudo Grave de 2003 (SARS), la influenza (H1N1) en 2009,  el Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (SRMO) en 2012, el Ébola durante el 2014 y el Zika en 2016. Para después rastrear los efectos de distribución en los cinco años después de cada uno. En promedio, el coeficiente de Gini ha incrementado después de cada una de las emergencias. Basándose en los ingresos netos (después de impuestos y transferencias).

Como resultado se obtuvo que la desigualdad aumenta incluso después de los esfuerzos del gobierno para una mejor distribución del ingreso. Esto debido a la pérdida de empleo y otras perturbaciones en el ingreso. Las pandemias han tenido un impacto diferente para las personas con distintos niveles de educación. Las personas con niveles más bajos de educación se ven más afectados en cuanto a su trabajo en un 5% más después de 5 años, tienen más probabilidad a perderlo que aquellos con un nivel avanzado de educación.

Comments are closed.