CONTINÚAN LAS VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS DE EN VENEZUELA

Desde septiembre del 2018 y abril del 2019 el organismo de los Derechos Humanos de Naciones Unidas realizó con sigiloso rigor nueve visitas para entrevistar personas refugiadas y migrantes venezolanos en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, México y Perú. Siendo facilitadas esas misiones por los gobiernos de esos países.

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicó un documento de 18 páginas en el que detalla la grave situación que atraviesa el país caribeño: torturas, asesinatos, crisis sanitaria y migratoria e inacción del Gobierno ante las denuncias. El mismo, instó al régimen de Nicolás Maduro a tomar medidas paras «detener y remediar las graves vulneraciones de derechos económicos, sociales, civiles, políticos y culturales«.

El informe, que presentó en Junio la alta comisionada Michelle Bachelet ante el Consejo de Derechos Humanos reunido en Ginebra, advirtió que «si la situación no mejora, continuará el éxodo sin precedentes de emigrantes y refugiados que abandonan el país«, que supera ya los cuatro millones de personas.

Al respecto, el dictador venezolano, Nicolás Maduro, indicó que su país «tiene un sistema de seguridad social, de protección social, de grandes misiones, y específicamente un sistema de salud profundamente humano, profundamente incluyente, profundamente científico y solidario», y arremetió contra la alta comisionada para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, por el lapidario informe que publicó el pasado mes de julio sobre la situación de Venezuela.

La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, emitió el lunes 9 de Septiembre, un nuevo informe en el que indica que las ejecuciones extrajudiciales parecen continuar en Venezuela y apuntó a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) como responsables con el apoyo de funcionarios de alto rango del gobierno.

En el texto, Bachelet considera que continúan las violaciones a los derechos humanos de «millones de personas» en la nación sudamericana y ha instado tanto al gobierno en disputa de Nicolás Maduro, como al presidente encargado Juan Guaidó, a que prosigan en el diálogo como forma de poner fin a la crisis.

«Reitero mi llamado tanto al gobierno como a la oposición para que superen sus diferencias y den prioridad a la negociación que considero como la única manera para poder superar la actual situación», concluye Bachelet.

La ONU teme que el espacio democrático se reduzca aún más en Venezuela en caso de que se apruebe una ley que criminaliza las actividades de organizaciones de derechos humanos nacionales que reciben fondos del extranjero.

«Si esta ley es aprobada y se aplica reducirá más el espacio democrático. También lamento los ataques del gobierno contra la independencia de las universidades», dijo este lunes la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos al presentar información actualizada sobre la situación en Venezuela.

Comments are closed.