CHINA ASEGURA QUE EL COVID-19 PROVIENE DE EUROPA

Europa niega las acusaciones, afirmando que «China está a años luz del espacio europeo de seguridad alimentaria»

Hace algunos días, el epidemiólogo chino Yan Peng, declaró ante la cadena CCTV que, según una investigación preliminar, “la secuencia del genoma muestra que el virus fue importado desde Europa.

En respuesta a estas afirmaciones, el experto en seguridad alimentaria del CSIC, Alfonso Carrascosa, aseguró que es prácticamente imposible que el salmón europeo haya podido llegar a China contaminado con Covid-19.

Según con lo indicado por Carrascosa “actualmente, no hay evidencia científica” de que el coronavirus sea transmisible por alimentos.

¿CORONAVIRUS TRANSMITIDO POR ALIMENTOS?

Según los primeros datos, el virus nuevo brote de la enfermedad que afecta a Pekín, habría sido detectado en una tabla de cortar pescado empleada por un vendedor de salmón importado en Xinfadi, el principal mercado mayorista de la ciudad.

El experto en seguridad alimentaria del CSIC señala que hay estudios sobre la posibilidad de la transmisión de virus a través de alimentos y que la “frecuencia es bajísima”; pues para reproducirse necesitan células vivas, y en el caso de los virus respiratorios como la Covid-19 “todavía menos”.

De igual forma, Carrascosa analizó las posibilidades de que en Europa el virus pudiera llegar a un alimento, en concreto el salmón, y de ahí exportarse; sin embargo, el resultado demuestra que esa hipótesis no es factible.

Otra de las teorías propone que un operario de una empresa de alimentos esté trabajando mientras tiene la enfermedad y que lo haga sin un traje de protección; de esta forma, lo transmitiría tosiendo o manipulando el producto. No obstante, esta hipótesis, en el espacio europeo de seguridad alimentaria “es altamente improbable”.

Por otra parte, Carrascosa destacó que, una acusación de ese tipo, tiene que demostrarse; al tiempo en que recordó que China está “a años luz del espacio europeo de seguridad alimentaria”.

«Si se ha identificado el lugar dónde apareció el virus, tiene que haber una trazabilidad molecular perfecta, que se hayan recuperado unidades infectivas o trazas de ARN de COVID-19 de la tabla. Además habría que asegurar que en ella solo se había cortado salmón procedente de Europa”, aseveró.

Además, Carrascosa no pasa por alto la posibilidad de que alguien, deambulando por el mercado, tosiera sobre la tabla o sobre cualquier otro alimento y que el repunte “no tenga nada que ver con un brote de alimentos”.

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en Youtube, Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, Telegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.