CAUSAS EMOCIONALES TAMBIÉN PROVOCAN SOBREPESO

Angeles Wolder especialista en fisioterapia, señaló que el sobrepeso se causa además de la sedentarización y malos hábitos alimenticios por problemas problemas emocionales.

 “No comemos porque tengamos que comer, alimentarnos o nutrirnos, sino que estamos comiendo porque tenemos que llenar un vacío de frustración, de exceso de responsabilidad, de rabia, tristeza o angustia; utilizamos la comida como una tapadera de las emociones”, explicó la fisioterapeuta.

Comer impulsivamente también se debe a malas experiencias en el pasado; ya sean de violencia, carencia o hambre y lo que hace el cuerpo es que lo procesa como decodificación biológica.

Por ejemplo, cuando la gente come todo el plato siempre es por miedo a que les vaya a faltar, por ello, siempre es recomendable que cuando se tenga un plato de comida se le informe al cerebro que no está obligado a comer todo”, señaló.

Dijo que una persona come para aquietar alguna emoción inconscientemente de ello y arrastrando consecuencias a futuro desembocando en sobrepeso, malestares hasta enfermedad. A su vez Wolder explicó que es importante dormir bien, pues cuando no duermes lo suficiente el cuerpo tiende a pedir comida por el exceso de cortisol.

Comments are closed.