ARRESTAN DELIBERADAMENTE A REPORTERO DE LA CNN

Momentos más tarde lo liberan debido a que todo había quedado grabado en video

Este viernes por la mañana, Omar Jiménez, corresponsal de CNN, junto a su equipo, fueron detenidos por la policía mientras daba un informe televisivo en vivo en Minneapolis, donde el equipo cubría las protestas en curso por la muerte de George Floyd.

El equipo fue esposado y detenido cuando Jiménez daba un informe en vivo en una calle de Minneapolis poco después de las 5 a.m. CT (6 a.m. ET).

Según la versión dada a conocer en un principio, la policía detuvo al equipo porque se les había indicado que se cambiaran de lugar, y no lo hicieron.

“Un periodista de CNN y su equipo de producción fueron arrestados esta mañana en Minneapolis por hacer su trabajo, a pesar de identificarse, una clara violación de sus derechos de la Primera Enmienda. Las autoridades de Minnesota, incluido el Gobernador, deben liberar a los tres empleados de CNN de inmediato”, dijo CNN en un comunicado.

LOS HECHOS

En el video, se puede observar a Jiménez mostrando su insignia de CNN mientras informaba, identificándose como reportero y diciéndoles a los agentes que el equipo se movería a dónde los policías los ubicaran. Sin embargo, un agente lo agarró del brazo mientras Jiménez hablaba, para luego esposarlo.

“Podemos regresar a donde quieras. Estamos al aire aquí ahora … Colócanos de nuevo donde nos quieras. Nos estamos apartando de tu camino, donde quieras que salgamos, nos quitaremos de tu camino”, expresó Jiménez antes de que se lo llevaran.

Después de Jiménez, el camarógrafo fue arrestado; su cámara fue puesta en el suelo y continuó transmitiendo imágenes en vivo.

Luego del arresto del equipo de CNN en Minneapolis el viernes por la mañana, el presidente de CNN, Jeff Zucker, habló con el gobernador de Minnesota, Tim Walz. El gobernante, a su vez dijo «disculparse profundamente» por lo sucedido y aseguró que estaba trabajando para que el equipo de CNN fuera liberado de inmediato.

Momentos más tarde el equipo de comunicadores fue liberado de las instalaciones de Seguridad Pública del Condado de Hennepin en el centro de Minneapolis.

Luego de ser liberado, el reportero de CNN, Omár Jiménez, dijo que le reconfortaba el hecho de que al menos la gente podía ver lo que estaba sucediendo.

“Eso me dio un poco de consuelo, el saber que ustedes vieron lo que estaba sucediendo, yo estaba viviendo lo que estaba sucediendo y el país estaba viendo lo que sucedía en tiempo real ante sus ojos”, comentó Jiménez.

¿CUESTIÓN DE RACISMO?

Un diverso corresponsal de CNN, Josh Campell, también estaba en el área pero en un lugar diferente al equipo de Jiménez. Él afirmó que la policía se le acercó también, con la diferencia de que a él sí le permitió permanecer allí.

“Me identifiqué… dijeron: ‘Está bien, se te permite estar en el área’” -contó Campbell (de tez blanca)- “Me trataron de manera muy diferente a (Jiménez)”.

Al respecto, el presentador de CNN, John Berman puntualizó que Jiménez es negro y latino, mientras que Campbell es blanco; aunque señaló que no sabía si la raza fue un factor en el arresto de Jiménez.

Me trataron de manera muy diferente a [Omar Jiménez, corresponsal de CNN]. Estoy sentado aquí hablando con la Guardia Nacional, hablando con la policía. Me están pidiendo cortésmente que me cambie de lugar aquí y allá. Un par de veces me he acercado más de lo que quisieran. Pidieron cortésmente que retrocediera. No sacaron las esposas. Es muy diferente a lo que experimentó Omar”, declaró Campbell, luego de estos sucesos.

Comments are closed.