93% de los países detienen servicios de salud mental

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la pandemia ha detenido los servicios críticos de salud mental, pese a que la demanda está aumentando

El incremento de la demanda en salud mental es paralelo a la crisis sanitaria por COVID-19. Son tiempos de duelo, aislamiento, pérdida de ingresos y miedo, los que logran desencadenar problemas de salud mental o agravar los existentes. 

La encuesta sobre la salud mental de la OMS practicada en 130 países en el mes de agosto, expuso la interrupción generalizada de muchos tipos de servicios críticos de salud mental.

También, apuntó que el 60% de interrupciones se dieron en personas vulnerables; el 72% en niños y adolescentes, 70% en adultos mayores y 61% en mujeres que necesitan apoyo prenatal o posnatal.

El 67% vio interrupciones en servicios de asesoramiento y psicoterapia; un 65%, en servicios críticos de reducción de daños; y un 45%, al tratamiento de mantenimiento con agonistas opioides. Mientras, el 35% mostró una interrupción en prevenciones de emergencia, como aquellas personas que sufren de convulsiones prolongadas, o síndromes severos de abstinencia por uso de sustancias y delirio. 

CORONAVIRUS | Sanidad y psicólogos crean un teléfono de apoyo a los  afectados | La Voz del Tajo

Casi un 75% informaron la interrupción parcial de los servicios de salud en las escuelas y en el lugar de trabajo.

Aunque el 70% de los países han adoptado la telemedicina o salud en línea (como por ejemplo, las consultas psicológicas por medio de videollamada), existen diferencias de aceptación. El 80% de los países de ingresos altos informaron haber implementado la telemedicina; pero en los países de ingresos bajos únicamente ha sido implementado en menos del 50%.

Los países han sido apoyados por la OMS para que logren mantener activos los servicios esenciales en salud mental durante la pandemia; además recomienda que los países asignen recursos a este rubro como un componente integral de sus planes de respuesta y recuperación.

Aunque el 89% de los países encuestados concordaron en que la salud mental y el apoyo psicosocial son parte de sus planes nacionales de respuesta, solamente el 17% tienen fondos adicionales completos para cubrir estas actividades.  

La OMS asegura que por cada dólar que se destina para la atención basada en evidencia para la depresión y ansiedad retorna cinco dólares estadounidenses.

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en YoutubeFacebookTwitterInstagramWhatsAppTelegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.