“TERRITORIO” CONFRONTA AL HOMBRE CON SU PROPIA MASCULINIDAD

“Manuel” y “Lupe” son un matrimonio feliz y su mayor anhelo es tener un hijo. Todo va bien hasta que tras varios intentos y no obtener resultados, el médico diagnostica que él es estéril. En la búsqueda por explorar otras opciones que los convierta en padres, su relación irá en declive, sobre todo ante la llegada de “Rubén”, quien está dispuesto a donar su esperma o algo más.

Así va la historia de la película Territorio, que tras proyectarse este miércoles como parte de la sección en competencia de Largometraje Mexicano, sorprendió al público espectador invitándolo a reflexionar acerca de la masculinidad.

“Siempre quise hablar acerca de la masculinidad, de los diferentes tipos de hombres. Por ello propuse una confrontación entre el más macho e impulsivo contra el más racional y sensible. Me interesaba llevar todo hacia el mundo animal, por eso en la casa hay muchas referencias en torno al mundo silvestre”, explicó el director Andrés Clariond.

Precisó que es el caso de un hombre que, al perder la fertilidad, se le viene abajo su imagen y trata de recuperarla, pero en total desventaja y con un antagonista que lo viene a desbancar.

Paulina Gaitán interpreta a “Lupe”. Aceptó el proyecto porque le pareció importante abundar en el tema de los embarazos subrogados, así como la situación por la que hoy en día atraviesan muchos matrimonios que, pese a los tratamientos, no logran convertirse en padres.

“No sé cuál sea el sinónimo de perfección porque en realidad no creo en esto. Creo que lejos de ser seres humanos perfectos, somos seres humanos intentando funcionar en una sociedad tan compleja. Lo que yo busco es igualdad y equidad”, mencionó la actriz.

“La necesidad de trascender no es exclusiva de las mujeres, los hombres también lo desean y está comprobado que cuando no se logra un embarazo, el hombre siempre piensa que la infertilidad viene de parte de ella, aunque las estadísticas balancean ambos casos”, indicó el director.

Andrés Clariond, que en 2014 sobresalió con el filme Hilda, apuntó que la paternidad también fue un pretexto para desencadenar la crisis del personaje en términos de masculinidad, pues nunca imaginó que al solicitar ayuda de un amigo, él mismo arrojaría a sus brazos a su esposa.

“Retraté a una pareja aislada que tiene pocas amistades y como no hay muchos lazos familiares, recurren a ‘Rubén’, a quien conocen poco. Pensaría que si esto sucede en la vida real, primero buscan a un hermano o un primo muy cercano”, opinó.

Es la primera vez que Jorge A. Jiménez tiene oportunidad de hacer algo muy diferente a sus anteriores personajes. Comentó que siempre le toca hacer al bueno o al malo de la historia, pero esta vez fue un solo rumbo.

“Empecé como una persona humilde, sencilla, amable y dispuesto a trabajar, pero en el camino sobre el proyecto, termina totalmente opuesto a lo que es. De alguna manera, pienso que todos somos así, que tenemos algo medio escondido y lo sacamos a flote cuando vemos la oportunidad”, apuntó.

INFORMACIÓN: NOTIMEX

Comments are closed.