ROBERT PATTINSON CONFIESA SUS MAÑAS PARA EL FILM THE LIGHTHOUSE

Los actores son conocidos por ser extremistas. Son capaces de lo que sea con tal de meterse en la piel de sus personajes y experimentar sus emociones lo más realista posible. Robert Pattinson, ya no es ese ídolo adolescente de la saga ‘Crepúsculo’, parece ser un practicante de este sistema interpretativo.

El actor tiene pendiente de estreno la película ‘The Lighthouse’, que llegará a las salas de los Estados Unidos mañana y ya está generando gran expectación entre los más cinéfilos y fans del cine independiente.

El film, rodado en blanco y negro y dirigido por Robert Eggers (responsable de la inquietante y especialísima ‘La Bruja’) tiene como protagonistas a Pattinson y Willem Dafoe. El largometraje retrata crudamente el descenso a los infiernos de la locura de los fareros que encarnan los dos intérpretes.

El actor británico desveló algunas de las extrañas cosas que hizo para tratar de entender la progresiva pérdida de cordura de su personaje, Ephraim Winslow.

Y es que, para Pattinson, interpretar a alguien desquiciado «es algo con lo que puedes enloquecer en cualquier momento. Bueno, no en todo momento, pero sí una hora antes de ir al set». El artista agregó que «puedes, literalmente, sentarte en el suelo gruñendo y lamiendo charcos de barro». Justo lo que hizo durante las grabaciones.

Pero no fue esta la única locura que hizo Pattinson en el set de la cinta. Según relató el propio Pattinson: «pasé mucho tiempo obligándome a vomitar. Meándome en los pantalones. Es lo más asqueroso del mundo». Además, el actor confesó que caminaba en círculos antes de las tomas, y llegó a meterse hasta piedras en los zapatos.

INFORMACIÓN: CINE3

Comments are closed.