Retiran los cargos contra la doctora acusada de supuestamente desconectar a magistrado en Durango

Foto: Google

La doctora permanece con su familia tras ser detenida el lunes y puesta en libertad cerca de 20 horas después.

La Fiscalía de Durango ha retirado los cargos contra Azucena Calvillo, acusada de presuntamente desconectar el respirador del magistrado Héctor Silva Delfín, intubado por una crisis tras contagiarse de Covid-19.

La doctora, de 34 años, permanece con su familia tras ser detenida el lunes y puesta en libertad cerca de 20 horas después, ha recuperado el ánimo y agradeció al gobernador del Estado, José Rosas Aispuro, su mediación en el caso. Pero los interrogantes persisten en este asunto, donde nadie ha desvelado todavía quién es el personaje al que las cámaras del hospital grabaron entrando a la habitación del magistrado, qué hay de la jeringuilla con una sustancia indeterminada que, según la fiscalía, se halló en el cuarto y sobre todo, es o no es el coche de Calvillo el que aparece en las imágenes de seguridad entrando al hospital el pasado domingo.

Te recomendamos leer: Doctora del IMSS desaparecida estaba declarando por presunto homicidio

Foto: El País

La doctora ha negado en un programa de televisión haber acudido al trabajo ese día y rechaza también que sea ella quien viste el equipo de protección anticovid y entra en la habitación del magistrado.

El abogado de la doctora mencionó un altercado entre ambas mujeres por un ventilador en el hospital. “Eso no pasó”, ha asegurado la médica. Velia Patricia Delfín no solo es hermana del paciente, sino que ha sido, hasta enero pasado, la delegada del IMSS en Durango, el mismo cargo que ahora representa en Tamaulipas.

Ante la pregunta de un supuesto «tráfico de influencias», la doctora respondió: “No podría decirlo, no me compete a mí”. Ella, dice, solo informaba a la delegada del estado de salud de su hermano, quien se salvó del intento de homicidio porque saltaron las alarmas.

La fiscalía, que preside Ruth Medina, dio por cierto que era la doctora Calvillo quien la madrugada del domingo entró en la habitación del magistrado y desconectó la máquina que asistía al magistrado, a pesar de que el equipo de protección anticovid no permite apenas distinguir a quien lo lleva puesto.

La fiscalía también mostró una grabación, supuestamente de ese mismo domingo, en la que se ve entrar en el hospital el coche de la doctora.

El lunes, Calvillo trabajó todo el día, ya bajo los rumores que le comunicaron sus compañeros de que estaba siendo señalada como la autora de una tentativa de homicidio. “Fui la última en enterarme de que se manejaba mi nombre como sospechosa, no le di importancia porque no vi la magnitud de lo que se venía encima”.

Te recomendamos leer: Diputados acusan a Fiscalía de torturar y amenazar a doctora

Foto: Google

Las manifestaciones siguieron este fin de semana. La tarde de ayer, en Durango, se convocó a una marcha en defensa de la doctora, un turbio asunto en el que el personal sanitario ha querido ver reflejado el acoso que están recibiendo quienes trabajan en las áreas de Covid-19, por momentos tratados como héroes, por momentos como villanos.

-Con información de El País-

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en YoutubeFacebookTwitterInstagramWhatsAppTelegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.