REFLEXIONES ACERCA DE MONSIVÁIS

Si el periodista y activista Carlos Monsiváis viviera actualmente, estaría haciendo una disección de lo que es la Cuarta Transformación, del conservadurismo y de la conveniencia o no de llevar el debate a los términos que se ha hecho. Así lo manifestó Jesús Ramírez Cuevas, vocero del Gobierno de México, al participar como ponente en la Cátedra Carlos Monsiváis “Aproximaciones y reintegros: la actualidad de Monsiváis”, que se llevó a cabo en el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología.

Ramírez Cuevas comentó que el gran cronista era un lector insaciable de todo, de lo más infumable y de las obras completas de algunos autores que solo él conocía de pensamiento conservador y de la derecha mexicana, a quienes dedicaba tiempo para entender su psicología. Agregó que siempre extraía algún tipo de ironía o de aforismos, ya que una de sus actividades favoritas era crear frases muy irónicas y reflexivas; a veces, nadie escapaba de su humor, mucho menos sus amigos, porque su creación literaria incluía todos los apodos posibles.

Recordó que Monsiváis era un curioso incansable, quien lo mismo podía estar en el Chopo o en Iztapalapa y siempre le decía a la gente que iba bien, pues estimulaba, lo mismo a periodistas o jóvenes que empezaban a escribir, asimismo a los danzantes o a los teatreros.

En la sesión de preguntas habló sobre la Cartilla Moral del presidente Andrés Manuel López Obrador, y dijo que es un escrito de Alfonso Reyes, el cual tuvo dos versiones y luego una tercera de José Luis Martínez, misma que es la difundida actualmente.

Sobre qué pensaría Monsiváis de convocar a una Cartilla Moral, dijo que pondría el grito en el cielo porque su pensamiento se encontraba alejado del moralismo y del dogmatismo, y nada más alejado de él que intervenir en la vida ajena, en la intimidad, en sus valores y en su sexualidad.

“En ese sentido, cualquier intención moralizante sería rechazada; pero en mi caso que encabezo lo relativo a la Cartilla Moral, debo decir que no tiene nada de moralista, en todo caso se trata de una reflexión ética sobre los valores y las prácticas éticas y morales para tener una mejor sociedad”.

Finalmente, subrayó que Monsiváis fue un demócrata, pensando en que la democracia era algo más que elegir a los gobernantes y, en ese sentido, siempre se preocupó por la construcción de la cultura democrática para que hubiera Estado de Derecho.

Comments are closed.