RAÍCES MAZATECAS, RECUERDO DE LA SIERRA OAXAQUEÑA

El pintor oaxaqueño Filogonio García Calixto (1978) esta tarde inauguró su exposición Raíces Mazatecas, que conserva en el trazo la eternidad de su natal sierra mazateca y muestra la inmensidad del paisaje, el bosque, la selva y la cañada que guarda en sus reminiscencias oníricas de su infancia. El artista de trazo impresionista, con obra abstracta y figurativa, quien conserva orgulloso su lengua mazateca a pesar de los casi 25 años que tiene de vivir en San Pedro de los Pinos, alcaldía Benito Juárez en la Ciudad de México, exhibirá su obra en la Galería V&S.

Fil Calixto —como lo llaman sus amigos— ha dedicado más de la mitad de su vida a pintar de manera autodidacta, y ahora, después de su encuentro con Aldo Flores, del Salón dès Aztecas, así como tras el contacto con artistas experimentados, ha perfeccionado su arte para el que nació de manera natural.

Raíces Mazatecas es una exposición de pinturas al óleo en mediano y gran formato, en las que muestra su visión de la naturaleza “a través de la representación de su persona en batalla constante con la vida, desenmascarando mitos y ficciones tras la búsqueda de su origen, dando sentido a sus raíces mazatecas”.

De acuerdo con la organización Cultura en Bicicleta, son obras en las que ha trabajado los últimos dos años, volviendo la memoria a su natal Agua del Paxtle, en la sierra de Oaxaca, su tiempo de niño jugando, cazando, sembrando el maíz, percibiendo el canto de los pájaros y contemplando las raíces de los árboles que amó.

García Calixto logra un estilo personal, sin dejar de reconocer la importancia de sus maestros que han sido fundamentales, como Aldo Flores, Jazzamoart, Gustavo Aceves y Luis Carlos Barrios, y afirma: “Yo soy campo, yo soy maíz”.

INFORMACIÓN: NOTIMEX

Comments are closed.