LA NOVIOLENCIA, UNA FORMA ACTIVA DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL

A principio de los años 60, Martin Luther King escribió que “una guerra mundial sólo dejaría un rescoldo bajo la ceniza, como testimonio mudo de una especie humana cuyo desvarío le había llevado a una muerte prematura”. De ahí la importancia que tiene para el académico Pietro Ameglio Patella, en los tiempos que corren, entender la noviolencia como una forma activa de transformación social.

     Patella considera que la noviolencia a veces es confundida con formas de pacificación que tienden a que todo siga igual. Es un tipo de violencia que haga reflexionar y cambiar a los adversarios, no que los destruya o los mate, tampoco que agreda a gente que ni siquiera es adversario. La violencia no puede ser el móvil que guíe estratégicamente la lucha.

     Galardonado con premios como el de Educación para la Paz de la Fundación El-Hibri y considerado uno de los maestros y promotores de la filosofía de noviolencia más importantes en América Latina, Ameglio Patella recordó lo que alguna vez dijo la pensadora alemana Hannah Arendt, en el sentido de que la rabia no es un sentimiento natural, sino que nace del conocimiento y de la indignación.

      “Se necesita, por lo tanto, un tipo de estrategia que permita que muchos sectores, los más amplios posibles, cooperen entre ellos y enfrenten y rompan la espiral de violencia. Pues poner en práctica acciones que crean, sin querer, más terror, no miedo, sino más terror; acciones que agredan a terceros, como romper vidrios de comercios de gente que no está directamente involucrada en el problema, no ayudan a algo que es fundamental para poner en práctica la estrategia de la noviolencia y la resistencia civil: sumar cuerpos a la lucha. Con acciones como éstas, por el contrario, se aleja esa posibilidad”, concluye.

Comments are closed.