GUILLERMO FADANELLI ESTAMOS VIVOS PORQUE TAMBIÉN ESTAMOS ENFERMOS

El autor de “El hombre nacido en Danzig” y “Hotel DF”, señaló “O, si recordamos la inundación en la Ciudad de México, que duró cinco años aproximadamente, de 1629 a 1634, y donde los cadáveres flotaban por las calles y la pestilencia era insoportable, la pandemia del COVID-19 no tiene nada de esto; es una especie de ´gripa´, sobretodo, mediática, aunque evidentemente ha tenido decesos y uno no se puede mofar, ni convertirlos en estadísticas”.

Guillermo Fadanelli respira profundo y caviló: “la salud es el silencio del cuerpo, la enfermedad nos representa también; estamos vivos porque también estamos enfermos. Entonces, la comprensión y la administración de cada enfermedad tiene que partir también desde lo individual, no nada más de las nociones globales de la medicina”.

Creo que esto es una enfermedad suave, de lo que podríamos llamar hoy en día la aldea global; de estas empresas transnacionales que tiene el poder de someter a los gobiernos que en verdad ven por sus poblaciones; pero los han rebasado y utilizan la tecnología y la comunicación de masas para virilizar sus ideas—, indicó.

Estimó, lo que denota este virus es la debilidad del ciudadano ante las instituciones corporativas y transnacionales; “los han convertido en espectadores, en depositarios de la tecnología, en una especie de seguidores irreflexivos; en lugar de ciudadanos informados que puedan defenderse”.

Sin embargo, el ganador del Premio Colima 2002 por la novela “Lodo” aclaró: “por supuesto que también hay un derrumbe de la idea de Europa, donde este virus ha causado mayores estragos, pero no solamente en cuestiones de mortalidad, sino en cuestiones de credibilidad, de su sistema financiero, de pensamiento… Lo que es muy claro es que después de este virus, el recuerdo social nutrirá reflexiones para poder construir mejores sociedades”.

Estamos viviendo realmente una decadencia de la globalización, porque si la histeria y la locura desenfrenada, si la caída de las bolsas de valores, si la devaluación de las monedas locales, tienen lugar por una ´gripa normal´, incluso ´insignificante´, si las comparamos con las pestes de la Edad Media, pues entonces estamos en una etapa de decadencia absoluta—, puntualizó.

La noche husmea la casa de Guillermo Fadanelli y sabe que la literatura ya lo espera, pero antes de partir, recordó: “no sabemos reflexionar, si no leemos, si no pensamos, si no nos acercamos a las artes y, sobre todo, si no ejercemos la conversación con nuestros hijos, con nuestras familias, con todos nuestros amigos, con todo y teléfonos inteligentes, del virus del sufrimiento no tendremos escapatoria”.

Comments are closed.