FEDERICO ARANA: “ES CUESTIÓN DE TALENTO, NO DE GÉNERO”

Para Federico Arana (Tizayuca, Hidalgo, 1942) es cuestión de calidad y no de género lo que determina el talento, “no creo que haya alguna diferencia entre hombres y mujeres; lo que se requiere es calidad, imaginación e inspiración”. El músico considera en gran estima una presencia escénica adecuada, “es lo mismo que se le puede exigir a cualquier músico; no me parece que debería existir alguna diferencia por el género”.

Lamenta que actualmente el físico siga siendo un factor para determinar la calidad de una cantante, “hay personas que estiman mucho lo que podría llamarse belleza física, que la persona sea atractiva; si una cantante cumple con eso tiene un plus”.

Ejemplifica que el talento no viene necesariamente en cuerpos a la medida, “por ejemplo, escuchemos a Edith Piaf, ella no era precisamente atractiva y fue muy famosa; en cambio hay tantas muy atractivas que no pueden ni cantar”.

Las épocas actuales pueden tener ventajas que antes no existían, considera el fundador de la banda de rock Naftalina, “lo que se exige hoy puede que incluso sea menos de lo que se exigía antes” porque “ahora hay recursos para modificar la voz, por ejemplo”.

Recuerda a Pastora María Pavón Cruz, mejor conocida como La Niña de los Peines, “era un verdadero portento de voz, tenía un estilo inigualable para cantar flamenco”; fue su talento lo que la hizo brillar, “aun sin ser una mujer atractiva precisamente”.

El autor de «Las Jiras» considera que actualmente hay menos complicaciones en el camino de una mujer que se dedica a la música, “aun cuando hay muchos productores a quienes todavía les encanta invitar a mujeres para ver si pueden sacar tajada erótica del asunto”. Aunque quizá las “conciencias puras pueden considerar inmoral que una mujer se dedique a las tablas”, hoy en día la sociedad es más abierta y menos reacia a ver a una mujer en un escenario.

Comments are closed.