EL VÍNCULO DEL TÍTERE Y LOS NIÑOS

En el marco de la contingencia, en el teatro para niños se dieron a la tarea de crear contenido en línea que difunden a través de La Titería virtual, una plataforma con contenido semanal que puede verse en el sitio electrónico latiteria.mx.

Esta plataforma tiene como personaje principal a la Vaca verde, de la que Amaranta Leyva empleada desde hace tres años del teatro para niños, explicó que “es el símbolo de La Titería; invita a los niños a hacer actividades como leer cuentos y hacer yoga”. A partir de la interacción se narran historias que “hacemos basadas en el diálogo directo y actual con los niños”.

Adelantó que a partir de mayo habrá un cambio en la dinámica para narrar otro tipo de historias, con la participación de 50 títeres, La Titería elegirá cinco historias que se desarrollarán el 30 de abril; el resto será parte de la programación de mayo. En La Titería virtual, “lo más importante son los cuentos que los niños nos acaban de mandar”, y en los próximos días lanzarán un botón de ayuda “donde la familia, y quien quiera, puede comprar boletos digitales para seguir apoyando este proyecto, porque tener un espacio así es muy difícil sin apoyos gubernamentales”.

La plataforma ya cuenta con un público infantil fiel, “tenemos muchas niñas y niños que ven todos los días La Titería virtual, participan, le platican a la Vaca sus problemas, su cotidianidad en la casa”.

Leyva  señaló que tantos años trabajando con niños les ha permitido mantener un vínculo con sus intereses a pesar de la distancia; “queremos seguir siendo fieles a su forma de pensar y su forma de sentir, por eso los títeres son dóciles, porque entran en el juego de la infancia rápidamente”.

Niños con menor rango de atención

Una de las principales ventajas que la directora resalta de los títeres, a diferencia de un actor convencional, es que al momento de contar una historia se genera un juego, “hay una relación intrínseca entre el niño y el juguete que permite a la comunicación ser más rápida y más directa hacia las emociones”.

A lo largo de su experiencia, Leyva ha sido testigo de varias generaciones de niños, entre las que ha notado un común denominador, lo mismo que algunos cambios. Siempre se ha preguntado si las pantallas, como la del cine y la televisión, han influido la atención de los niños.

En el marco de las actividades que el programa Alas y Raíces de la Secretaría de Cultura federal ha preparado para el Día del Niño, la compañía preparó la adaptación de su obra El Jardín, con una particularidad: “es otra técnica de títeres y otros personajes; es una obra que ya se ha presentado en teatros y escuelas y lo adaptamos a las cámaras”.

Esto no condicionará el acceso a los contenidos, “dejaremos material abierto como hasta ahora lo hemos hecho; habrá otros más específicos por los que sí se tendrá que pagar, pero no se trata de un boleto caro”.

Comments are closed.