EL TERRIBLE DESTINO DE LOS POLLITOS MACHO EN LA INDUSTRIA AVÍCOLA

Cuando un pollito sale del huevo, tiene corazón, sistema nervioso y pulmones. Poco después del nacimiento, puede comer solo y seguir a su madre. La industria cría dos tipos de aves: ponedoras, que ponen huevos, y pollos de engorde, criados para matarlos y comerlos.

Si un polluelo macho nace en la industria de aves ponedoras de huevos, no sirve y probablemente será arrojado a una especie de trituradora tan pronto como nazca y se identifique su género.

Al mismo tiempo se consideran inadecuados para engordarlos porque tardan más en aumentar de peso y no son del tamaño de un pollo del tipo utilizado para el sacrificio.

La Corporación Brasileña de Investigación Agrícola (Embrapa) dice que en Brasil este es el destino de alrededor de 6 o 7 millones de pollitos macho por mes, considerando que aproximadamente el 50% o 52% de los huevos fértiles incubados darán lugar a aves de este género.

La muerte y eliminación de pollitos machos poco después del nacimiento es una práctica común en la producción de alimentos en todo el mundo. El método de maceración mecánica, una especie de aplastamiento, es el más adoptado en el mundo.

También se usa el método de asfixia por gas, pero esto es menos común, dicen los expertos. Incluso las empresas que venden huevos de gallinas «libres» y tienen un perfil de mayor preocupación por el bienestar animal compran animales en criaderos donde es habitual la eliminación de machos.

Comments are closed.