CARTERPILLAR DESDE 1859 HASTA LA LLEGADA DEL NUEVO SIGLO

Empecemos por contar que en 1859, los agricultores tenían que llevar su grano a una estación de limpieza especial antes de que pudiera ser adecuado para el mercado.

El inventor Daniel Best, que había estado trabajando en esta industria durante un tiempo, quería resolver este problema construyendo una máquina que pudiera limpiar el grano tal como estaba siendo cosechado, cosa que hizo en 1871. De otro lado, Charles Holt había establecido C.H. Holt & Co que importaba equipo leñador para trabajo pesado, junto con su hermano Benjamín, que estaba a cargo del desarrollo de los productos y su fabricación.

Inicialmente unidos para resolver problemas de la agricultura a gran escala que requería fuerza animal, pero el costo de la manutención de estos animales era muy elevado, por lo que los agricultores debían recortar sus ingresos. Así como las tierras pantanosas e intransitable cuando estaba mojada era otro problema al que se enfrentaban los agricultores. Este hito se produjo en 1906, cuando se produjo el primer tractor o rastreador de orugas comercialmente exitoso.

Durante toda su historia fue puesta a prueba su prosperidad, pero siempre tenia algún diseño ajustado a la necesidad del momento. En la primera guerra mundial el “Tractor Holt” ganó reconocimiento mundial, pero afectada considerablemente por la depresión del “29” llegando a tener jornadas laborales de 4 días a la semana.

En la segunda guerra mundial destacaron con su oruga para servir a las fuerzas aliadas, cuyo fin fue reparar también las carreteras dañadas, construir otras nuevas, arrasar las trampas de tanques y construir fortines (emplazamientos de cañones).

Al final de la guerra fue el primer paso para que los tractores Caterpillar tuvieran un impacto clave en la industria mundial y se convirtieran en una empresa verdaderamente internacional; cuando lanzó su programa de expansión en 1949, para poder ofrecer productos a sus clientes lo suficientemente rápido. Junto con la campaña masiva de reconstrucción.

En 1998, con el floreciente mercado de los Estados Unidos, llegando a ser los mejores en todos los campos de negocio en su línea de trabajo, sin desaprovechar recursos, prestando el mejor servicio al cliente.

Con la llegada del nuevo siglo, Caterpillar presentó la tecnología Acert que reduce las emisiones en el punto de combustión a la vez que aprovecha toda la experiencia de la empresa en el desarrollo de motores. Esta tecnología está enfocada en la reducción de emisión de gases y con ello demostró su capacidad de anticipar las tendencias, como lo ha hecho desde siempre, para adaptarse según las circunstancias.

El resultado de la anticipación en los negocios, generalmente es el éxito. Y su éxito solo puede atribuirse al pensamiento rápido y a las mentes innovadoras que han dirigido la compañía. De otro lado, Caterpillar administra su negocio de manera estricta y de acuerdo con su valor y principios, convirtiéndola en una empresa ética.

Lecciones sobre la historia de Caterpillar

  • El ingenio y la innovación aplicados eficientemente generalmente resuelven problemas que afectarán la vida de muchos, sea el caso de las cosechadoras, tractores o máquinas para hacer carreteras.
  • Las dificultades deben ser aprovechadas, explotadas, exprimidas hasta el agotamiento, porque ni una guerra debe detener un negocio.
  • La adaptación no es un secreto y funciona de forma adecuada cuando se junta con la velocidad de cambio.
  • Involucrar a los empleados y hacerlos parte de la compañía, generará valores adicionales que se convertirán en agregados perceptibles en la misión de la misma.
  • La competencia debe ser usada como un estimulante de crecimiento, debe generar modelos de cambio susceptibles a cambios veloces.

Comments are closed.