CAMILA VILLEGAS Y SU NUEVA OBRA DE TEATRO

Que dios reparta suerte es la nueva aventura teatral que reúne por cuarta ocasión a la dramaturga Camila Villegas y al director Alberto Lomnitz, en una puesta donde la escritora analiza las dificultades de una mujer, quien persigue el éxito profesional en un mundo dominado por hombres. “Desde hace mucho tiempo quería explorar a qué se enfrentaba una mujer al perseguir el éxito profesional; pero al mismo tiempo tiene un proyecto personal de vida: cómo eso muchas veces es incompatible”, explicó

Refirió que, a partir de la necesidad de contar una historia con esas características, buscó un entorno para expresarse con claridad. “Esa fue la semilla de cómo nace la necesidad de contar esta obra, y buscando un universo que funcionara para llevar al extremo esa situación y a los personajes, fue así como encontré el entorno taurino”.

Aunque la obra transcurre en ese ambiente, Camila Villegas aclaró que no es un montaje a favor de la fiesta brava; «simplemente explora personajes muy pasionales con formas de vida extremas”, dijo, al agregar que “es como ir a ver una obra sobre dos soldados; escribir acerca de la guerra no significa que yo esté a favor de ella”.

Reconoció que al principio le preocupaba mucho la selección del universo y desarrollar a los personajes en el mundo taurino, pues ello podía generar un rechazo inmediato al montaje o a la obra, porque hay posturas muy apasionadas en contra.

Para escribir Que dios reparta suerte, Camila Villegas tuvo que investigar muchos años para adentrarse al mundo taurino. “Visité algunas ganaderías, también entrevisté a dos toreras para entender qué significa ser una torera en un mundo de hombres; entrevisté a Mari Paz Vega, española, y a Hilda Tenorio, mexicana, quien recientemente recibió una cornada que casi la deja sin un ojo”, indicó.

La escritora confesó no tener una postura específica respecto a la fiesta brava. “Puedo empatizar con el que es antitaurino y darle la razón; pero también puedo empatizar con las toreras que entrevisté y también darles la razón”. Para la dramaturga, “estos lugares donde uno se hace preguntas resultan más interesantes porque, cuando tienes una respuesta tajante, el mundo ya no es tan atractivo de explorar, y en este caso ese es el atractivo: que yo misma no tengo una postura”, dijo.

Respecto a los actores que participan, Villegas se dijo realmente afortunada de contar con ese elenco, porque tanto Verónica Bravo (quien interpreta a «Elsa») como Rubén Ortiz (que da vida a «Tomás») lo entendieron perfecto, es decir, llegaron a la profundidad de lo que planteaba en los personajes. “Los dos actores tomaron clases, se fueron a los viveros; ellos siendo completamente antitaurinos, no conocían ese mundo ni de cerca”.

Por otro lado, reconoció que “hay un tanto de experiencia personal en esta obra, sobre todo desde ese lugar: desde luchar contra el machismo para desarrollarme profesionalmente”. “Cualquier mujer tiene que esforzarse el doble si quiere destacar en entornos que tradicionalmente han sido dominados por los hombres. Creo que he ido superando muchos de estos prejuicios existentes o ciertas ideas con relación a la capacidad, que es absurdo, pero todavía existe”, agregó.

Que dios reparta suerte estará en temporada en la Sala B de La Teatrería, ubicada en la calle Tabasco 152, colonia Roma Norte, alcaldía Cuahutémoc, hasta el 10 de diciembre.

INFORMACIÓN: NOTIMEX

Comments are closed.