Crisis en Taiwán, USA y China, y la forma en cómo lo podría capitalizar México

Desde el año de 1997, no había habido una visita de tal importancia por parte de algún representante del gobierno americano a tierras de Taiwán, como la que sucedió hace algunos días por parte de Nancy Pelosi, quien es Presidenta de la Cámara de Representantes de EUA.

Esta afrenta política por parte de EUA a China, fue una forma de mostrar poder teniendo como consecuencia una tensión innecesaria que provocó que se hablara de la posibilidad del inicio de una Tercera Guerra Mundial.

Para el mundo occidental, que nos ha acostumbrado a visualizar a EUA como el gran “salvador del mundo”, es inimaginable concebir que la prudencia por la paz mundial recayó del lado de China y no del gobierno de Biden.

Esta acción, con muy poco tacto político, parte de que EUA teme que para el 2028 China lo desbanque de ser la economía más importante del planeta provocando una nueva era hegemónica mundial. China tiene claro que Estados Unidos violó su soberanía nacional al reconocer a Taiwán como un estado de facto y al querer mantener relaciones bilaterales con ellos sin necesidad de negociar con el gobierno chino. Más allá de la historia y de reconocer o no a Taiwán como un país independiente, es importante que entendamos que lo que sucedió no estuvo bien y menos por los intereses particulares de un presidente que ha demostrado que prefiere jugar con la paz mundial, a perder una elección interna en su país.

Biden no quiere perder las elecciones en noviembre porque eso les daría un paso a los republicanos para recuperar el poder en el 2024. Es indiscutible que está preocupado por su imagen de ser un presidente débil y que busca dar un manotazo en la mesa para que China y Rusia no le ganen la esfera geopolítica. Sin embargo, ¿todo esto amerita una provocación de tal naturaleza? Me parece que no.

China no sé hizo esperar con las represalias hacia EUA. Pekín ya congeló la cooperación con Washington en asuntos claves como el medio ambiente, suspendió las reuniones militares con este país en temas de seguridad marítima, suspendió las reuniones para repatriar a los inmigrantes ilegales chinos que hay en EUA, sancionó a Pelosi, entre otras cosas.

Pero todo esto, ¿en qué beneficia a México? En toda crisis hay una oportunidad y si el gobierno mexicano es inteligente, podría buscar que las empresas de EUA que se saldrán de China, se vengan al país, algo que podría provocar un crecimiento económico que desde hace varias décadas no se ha visto.

Esto depende de que no se vea con recelo la inversión extranjera directa, de que México garantice un estado de derecho a los empresarios que inviertan en el país y decida, de una vez por todas, no dejar pasar otra oportunidad única que no se repite todos los días.

¿Lo hará?

Generemos conversación, hagamos ciudadanía.

Hasta la próxima…

ATiempo.Tv es el primer medio de comunicación nativo digital e independiente en Coahuila, caracterizado por su compromiso y responsabilidad de contribuir a la sociedad; brindando información verificada de manera profesional, ética y confiable. Es por eso que te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales para que tengas acceso a las noticias más relevantes a nivel local, nacional e internacional.