Pensamientos de un loco: La chica de la fruta

Foto: Eduardo Tovar

Hace algunos años que me separé de una persona que yo creía que amaba de manera incondicional, al principio era todo lindo y espectacular


Nos veíamos con las sonrisas colgando de nuestros rostros púberes, llenos de la melosidad en esta zalamera relación.

En ese lapso cuando queríamos tener una cría  intentamos todos los  métodos incluso distintas supersticiones o cosas religiosas pero se iba desdibujando nuestra alegría, habíamos buscado tanto en un nuevo amor que nos olvidamos del nuestro.

Era estéril… y como era de esperar el amor te abre la mente así que no quería encarcelar a alguien más en este mundo de decadencia.

Ayer me pasó algo extraño, mientras vendía algunas de las frutas de mi huerto veía como caía el ocaso al igual que caían mis parpados y en una colina visualizaba a una mujer que me indicaba que compraría algo.

Al llegar a  la casa sale una mujer adulta. Muy amable me comenta que nunca me había visto a lo cual sonreí y le dije que es porque acababa de presentar este negocio.

Antes de irme empezó una tromba; parecía que el cielo se partía y el viento bestial y filoso abrumaba cualquier alma.

La mujer de manera cortés me dijo que podría quedarme mientras pasaba todo. Yo asentí y me senté pero, en la ventana de atrás vi algo extraño.

Era una mujer famélica, anciana de aspecto cansado en una silla, a quien le escurría agua que posaba por todo su cuerpo y que, cuando caía al suelo, era sombría y oscura.

En ese momento quise gritar, pero su hija musitó:

-Tranquila, mamá es bruja pero, es de las buenas y todo lo negro que ves son las cargas negativas de la gente o cosas malas que les han hecho y esto lo hace para depurarse.

No sé en qué momento pasó que la anciana había entrado. Agarré mis cosas para irme, sentí un viento polar que me arqueada la espalda y una famélica mano en el hombro, acompañada de una voz gélida que me decía:

-No estás sola.

En ese momento corrí, sentía que me arrastraba el agua y su parvada de viento pero, era más el miedo que había tenido.

Han pasado tres meses de ese hecho y he tenido algunos síntomas. Cuándo fui con el doctor, él sólo dijo:

-¡Felicidades, estás embarazada!

ATiempo.Tv es el primer medio de comunicación nativo digital e independiente en Coahuila, caracterizado por su compromiso y responsabilidad de contribuir a la sociedad; brindando información verificada de manera profesional, ética y confiable. Es por eso que te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales para que tengas acceso a las noticias más relevantes a nivel local, nacional e internacional.