Icono del sitio A Tiempo.Tv

Una taza y dos de cultura: una conversación abierta

Dicen que el cierre de año sirve para acomodar ideas, retomar hábitos positivos, plantear proyectos para lo que sigue y prometerse que ahora si empezamos la dieta. Es ahora que pregunto ¿Cómo nos fue con aquel propósito de leer más? ¿Se logró? ¿Más o menos? Nunca es tarde para iniciar a leer y es posible que el nuevo libro de Salvador Hernández Velez sea una buena opción. 

Seamos claros, el que firma esta columna entró a comunicación por tres razones: la primera porque soñaba con tener una revista que se leyera en todo el mundo; la segunda, me encantaba el cine y creía que la carrera de comunicación era la indicada para ello; y la tercera es que según esto, no tenía (tantas) matemáticas (luego me topé con pared con investigación y estadística). Nunca me gustó, tenia la noción que eran importantes pero jamás creo acepte involucrarme más que “panzar” las materias relacionadas como física, química y claro las matemáticas mismas.

Pero es Hernández Vélez quien en su nuevo libro “El proceso de construcción social de conocimiento científico” nos deja aún más claro, la importancia que estas tienen. Y es que desde niños se nos dice que son importantísimas para la vida pero realmente ni en casa ni en el aula se nos explica la gran relevancia social y vital que tiene el saber de ellas, la evolución que tiene y claro, la gran responsabilidad  que tienen quienes la enseñan. 

El libro se divide en cuatro partes. En el Capítulo uno: una estrategia epistemológica donde inicia con la reflexión de que a pesar de tantas teorías educativas seguimos privilegiando la enseñanza sobre el aprendizaje. Con cuestiones como ¿Dónde queda el paradigma de la ciencia con el conocimiento cotidiano?

En el Capítulo dos: la evolución del conocimiento científico, donde deja claro que la evolución del conocimiento pasa por un sinnúmero de obstáculos que influido hace a un lado situaciones tanto ideológicas, como políticas y sociales del momento. Haciendo un recorrido breve sobre la historia de lugares emblemáticos intelectuales como lo fue Alejandría. Además de señalar el legado de grandes científicos como Copernico, Kepler, Galileo, Newton entre otros. Es importante reforzar que Salvador no se queda sólo con información que podríamos encontrar en una estampita biográfica o en Wikipedia. Haciéndolo más puntual y digerible para nuestro conocimiento. Presentando los acontecimientos científicos fundamentales que provocaron las grandes crisis de la ciencia. 

Por parte del Capítulo 3: conocimiento y saberes inicia con una reflexión de cómo el profesor debe simular una microsociedad científica para zanjar debates con base en el conocimiento. Invitando a romper las barreras del pensamiento previo que impiden en diferentes momentos el abencerraje del conocimiento nuevo. Una línea que me gustó para un tweet: no hay conocimiento sin preguntas, no hay aprendizaje sin una duda sembrada que exija ser satisfecha.

Cerrando con el Capitulo 4: contribución de la epistemológica al problema del aprendizaje. Donde nos incita a que no le temamos al título del capítulo, allí se reflexiona sobre que sólo se puede enseñar y aprender ciencia reconstruyendo el proceso de elaboración de la ciencia misma. Nos olvidamos que todo proceso educativo conlleva problemas políticos, sociales y culturales. Tener el conocimiento y compartirlo dentro del aula no es sólo cuestión de repetición de un tema, es retarnos como profesores y retar a nuestros estudiantes. Para tener una repetidora ya Google creó a Alexa. 

El chiste no es spoilear el libro, ni mucho menos que leyendo esto crean ya fue todo, va más allá y creo que para los gustosos de enseñar en el aula es un documento que disfrutarán, subrayarán y servirá para retomar los buenos hábitos dentro del aula. Quién nos dice que dentro de las clases, ya sean presenciales o virtuales, no tenemos a un próximo Newton o Freud.

La levantada temprano, las clases de computación, la física, la química, las matemáticas… ¡Qué güeva!Alex Lora (El Tri) 

ATiempo.Tv es el primer medio de comunicación nativo digital e independiente en Coahuila, caracterizado por su compromiso y responsabilidad de contribuir a la sociedad; brindando información verificada de manera profesional, ética y confiable. Es por eso que te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales para que tengas acceso a las noticias más relevantes a nivel local, nacional e internacional.

Salir de la versión móvil