VIVIR CON MIEDO: VIOLENCIA DE GÉNERO

Foto: Recuperada de la web

Si me preguntas porque no me voy, no es porque no quiera hacerlo, es porque tengo miedo a vivir sin ti…

Cuando la persona que más amas en el mundo te golpea, sientes que tu mundo acaba. Tratas de entender porque el amor de tu vida te pudo hacer eso. Tu familia, tus amigos y hasta tus desconocidos te cuestionan ¿por qué no lo dejas? y exclaman ¡Un día de estos te matará!

Quien más que tú conoce las razones, eres tú la que vivió en carne propia esa situación tan dolorosa.

Hace unos días una de mis conocidas subió a Facebook una serie de fotos donde aparecía con un ojo morado, una silla rota y un texto con el que concluía:

“Ahorita me acaba de correr de su casa jalandome de los cabellos, asi que si salgo muerta ya saben quien fue.”

¿Quién fue el cretino que tocó a esta mujer?

Ella y su pareja tuvieron una discusión que llegó a los golpes… de esos golpes que no solo te duelen físicamente, sino que duelen hasta el alma.

Coahuila es uno de los estados donde han incrementado las denuncias por algún tipo de violencia de género, según señaló el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en su documento “Información sobre violencia contra las mujeres: Incidencia delictiva y llamadas de emergencia 9-1-1”, en el que desglosa los datos estadísticos de violencia contra las mujeres, con la finalidad de mostrar la tendencia y ubicación geográfica de estos casos.

Nuestro estado ocupa el lugar número 16 en delitos de feminicidio, ya que durante el mes de enero de 2019 se presentó una tendencia de .06 casos por cada cien mil habitantes. A nivel nacional, esta tendencia presentó .11 casos por cada cien mil mujeres mexicanas.

Las mujeres coahuilenses tampoco encuentran tranquilidad en sus hogares, ya que en el estado se han recibido 445 llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia de pareja, 28.4 casos por cada cien mil habitantes. Mientras que, en lo que respecta a incidentes de violencia familiar, en Coahuila se han realizado dos mil 662 llamadas, 170.1 casos por cada cien mil habitantes, el quinto lugar a nivel nacional, 93 puntos por arriba de la tendencia nacional.

La violencia contra la mujer no debería normalizarse sino enfrentarse, no somos objetos ni criadoras de niños. Somos mujeres capaces de lograr nuestros sueños, pero si me preguntas por qué hay mujeres que continúan con sus agresores te lo diré:

«No me voy porque no sé cómo irme. No sé abandonar la parte mía que edifiqué en él. No sé irme porque pareciera que algo me va a faltar y que no podré yo sola… necesito aprobación, protección, seguridad y me enseñaron que era de él de quien la iba a recibir… pero el lugar más «seguro», más «protegido»… es donde he encontrado mis heridas, mis golpes, mi muerte.»

Bere de la Peña

VIOLENTÓMETRO

La Unidad Politécnica de Gestión con Perspectiva de Género del Instituto Politécnico Nacional diseñó el Violentómetro, un material gráfico y didáctico en forma de regla que consiste en visualizar las diferentes manifestaciones de violencia que se encuentran ocultas en la vida cotidiana.

Es una herramienta útil que permite estar alerta, capacitado/a y atento/a para detectar y atender este tipo de prácticas y no solamente es de gran beneficio para las instituciones educativas, sino también para los ámbitos familiar y laboral.

Las manifestaciones de violencia que se muestran en el material no son necesariamente consecutivas, sino que pueden ser experimentadas de manera intercalada. Sin embargo, en este material se simula una escala de violencia gradual, en donde se inicia señalando las manifestaciones más sutiles, posteriormente las más evidentes y, en el último rubro, las manifestaciones más extremas.

INFORMACIÓN: nwcoahuila, Proyecto Mujeres e IPN.

Comments are closed.