SEGUIRÁN A PUERTA CERRADA SESIONES DEL CONGRESO DE COAHUILA HASTA NUEVO AVISO

La Junta de Gobierno del Congreso local determinó que, así como la del pasado miércoles, las sesiones ordinarias subsecuentes se sigan celebrando a puerta cerrada, ante la contingencia provocada por el COVID-19. Hasta nuevo aviso, las sesiones del Pleno del Congreso del Estado serán a puerta cerrada y sin acceso a ciudadanos o medios de comunicación, además de que se retirará a todo el personal no esencial para el funcionamiento del órgano legislativo, con lo que también se reducirá el horario laboral.

Además, el personal de más de 60 años y aquellos que estén en una situación medicamente vulnerable al virus, así como quienes tengan un familiar dependiente directo en cualquiera de las dos situaciones, podrán laborar desde sus domicilios.

“La Dirección de Recursos Humanos retirará a todo el personal no esencial para el funcionamiento del Congreso. Se reducirá el horario laboral y se designarán guardias de personal. Se permitirá únicamente el acceso a personal autorizado”.

Además, los trabajadores que tengan hijos en edad escolar, podrán solicitar quedarse en sus casas al cuidado de sus hijos, debido a la suspensión de clases, mientras que en todos los accesos del órgano legislativo se instalaron filtros sanitarios y se limpiaron a profundidad los tres edificios.

“Se suspenden visitas escolares, actos oficiales y cualquier evento de carácter público. Se suspende, hasta nuevo aviso, la participación de diputadas y diputados en foros parlamentarios nacionales e internacionales”, dijeron los integrantes de la Junta de Gobierno.

Comments are closed.