COMERCIOS AMBULANTES PADECEN LA CRISIS COVID-19

El cierre obligatorio de comercios ambulantes por la emergencia sanitaria de COVID-19 que afronta el mundo; ha afectado a gran medida a este giro de negocios. Pues el comercio es su única fuente de ingresos y al no permitirles abrir se han quedado a expensas de lo que pasará después. Lo que ha sido difícil para ellos es llevar la comida a la mesa, para ellos y su familia.

De esta manera se espera a que la contingencia pase para nuevamente abrir, aunque se asegura que los primeros meses será difícil. Ya que la crisis de COVID-19 ha dejado a muchas personas sin empleo. Expertos han dicho que se deberán pasar al menos 6 meses para que la economía del país se comience a estabilizar. Lo que también es perjudicial para los comerciantes pues no se imaginan 6 meses esperando haber que pasa.

Américo Zamora, comerciante de Nueva Rosita manifestó que, desde el mes de marzo, atraviesan por una situación complicada. Porque no pueden comercializar sus artículos. Por ejemplo, él que se dedica a vender ropa de segunda mano; ahora no puede comercializar su producto. Ni siquiera vender en su propio domicilio. Ya que las autoridades lo han prohibido estrictamente.

El caso de Américo es el caso de muchos otros, que han tenido que sufrir esta contingencia. Pues como todos, no se esperaba que esta pandemia llegara. De este modo algunos comerciantes aun mantienen el animo y se muestran optimistas. Mientras buscan las maneras para llevar el ingreso a sus casas y de esta manera brindarles bienestar a sus familias. Aunque para ellos es más difícil.

Con información de La Voz.

Comments are closed.