REPLICAN EN EL ESPACIO EL QUINTO ELEMENTO «CONDENSADO BOSE-EINSTEIN»

Los astronautas a bordo de la EEI lograron crear, por primera vez, los llamados condensados de Bose-Einstein (BEC), que también son conocidos como el quinto estado de la materia.

La creación de la materia exótica en la Estación Espacial Internacional es una hazaña tecnológica que podría ayudar a descubrir misterios profundos en física. Los condensados ​​de Bose-Einstein, a veces llamados el quinto estado de la materia, son nubes gaseosas de átomos que dejan de comportarse como átomos individuales y comienzan a comportarse como un colectivo.

Los BEC, como se los llama a menudo, fueron predichos por primera vez por Albert Einstein y Satyendra Nath Bose hace más de 95 años, pero los científicos los observaron por primera vez en el laboratorio hace solo 25 años.

En la Tierra, la gravedad limita los estudios en estas nubes porque se dispersan rápidamente a menos que los efectos de la gravedad se contrarresten con fuertes campos magnéticos. Pero en microgravedad, los condensados ​​duran más, lo que permite estudios más precisos.

El autor principal del nuevo estudio, David Aveline, físico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, comentó a la revista MIT Technology Review, perteneciente al Instituto de Tecnología de Massachusetts (EU).

A bordo de la Estación Espacial Internacional desde mayo de 2018 se encuentra una instalación del tamaño de un mini refrigerador llamada Cold Atom Lab (CAL), capaz de enfriar átomos en el vacío a temperaturas una décima billonésima de grado por encima del cero absoluto. Es, para todos los efectos, uno de los lugares más fríos del universo conocido.

Aunque solo es un primer paso, el experimento CAL podría algún día permitir que los BEC formen la base de instrumentos ultrasensibles que detectan señales débiles de algunos de los fenómenos más misteriosos del universo, como las ondas gravitacionales y la energía oscura.

Desde una perspectiva más práctica, Aveline cree que el trabajo del equipo podría allanar el camino para mejores sensores inerciales. «Las aplicaciones van desde acelerómetros y sismómetros hasta giroscopios», dice.

Los experimentos amplían el alcance de los planes de la comunidad de investigación para CAL. Ya se están investigando las nuevas geometrías de trampa permitidas por la microgravedad, como los depósitos de burbujas, al igual que las técnicas avanzadas de enfriamiento para la interferometría de átomos de precisión.

Otros experimentos planificados incluyen el estudio de mezclas de gases cuánticos y el sondeo de regímenes de temperatura y densidad aún no probados.

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en Youtube, Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, Telegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.