ENZO FERRARI UN HOMBRE CON FUEGO EN LA SANGRE

Para entender su épica, hay que conocer sus orígenes. Hijo de Alfredo Ferrari y Adalgisa Bisbini, hermano de Alfredino, se crió en el norte italiano, en el seno de una familia trabajadora y acomodada. Padre y hermano fueron reclutados para intervenir en la Primera Guerra Mundial: murieron en 1916, cuando Enzo tenía apenas 18 años, a causa de epidemia de gripe.

Un hombre que fue huérfano, enfermo, infiel, viudo, padre de un hijo fallecido, dueño de una fábrica bombardeada, autor de célebres frases, propietario de una vida dantesca. A través de esta serie de sucesos desafortunados que fue signado por la tragedia dejó un invaluable aporte a la industria.

Dedicó su vida al diseño y la fabricación de vehículos deportivos y de competición. La vida de una auténtica leyenda, repartida entre éxitos y tragedias.

“Cuando usted compra una Ferrari, está pagando por el motor. El resto se lo doy gratis”

En la actualidad la Scuderia Ferrari solo participa en Fórmula 1. Sin embargo, el equipo Ferrari apareció tras finalizar la Segunda Guerra Mundial por primera vez en un Gran Premio Europeo. Participó en prestigiosas competiciones automovilísticas como las 24 Horas de Le Mans o la Mille Miglia, siendo el equipo más laureado de la historia de los circuitos.

“Bajo la dirección de Enzo, Ferrari ganó más de 5000 carreras en todas las categorías y obtuvo 25 títulos de Campeonatos del Mundo”

El cúmulo de desgracias lo condenó a vivir con un rictus de amargura constante. A pesar de haber convulsionado la industria automotriz, no se identificó como un triunfador. «Yo no sé cómo es el alma, pero si es que existe, los motores deberían tener una, porque se quejan, se desesperan, se rebelan y se comportan como niños a los que se forma, día a día, educándolos»

Actualmente el principal accionista de la compañía italiana es Fiat Group, con el 90%, un 5% de las acciones ha sido comprado por una compañía de los EAU, y el resto pertenece a Piero Ferrari, hijo de Enzo producto de una relación extramatrimonial con su amante Lina Lardi.

Su legado es amplio en el mundo automotriz y sus expectativas siempre estuvieron más allá de sus logros. Bien lo refleja en otra de sus fresas celebres: “El automóvil más bello es el que todavía nos queda por hacer”

Comments are closed.