Así viví mi suicidio

Al platicar con mi compañera de trabajo, coincidimos en la historia de un amigo que cometió suicidio. Comentamos que él se había ahorcado con el cable de la televisión. Verdaderamente nos sorprendimos al revivir la historia y más aún, al saber que teníamos al mismo amigo en común.

Beto era una persona muy feliz, reía todo el tiempo y le gustaba hacer nuevos amigos. Nunca mencionó que estaba triste, algunas veces hacía comentarios como “mejor ya me mató nadie está para mí”. No le creímos… De su historia sabíamos pocas cosas, como que tenía problemas en su casa por su orientación sexual. Su padre no lo aceptaba por su "condición", por parte de su madre le costaba aceptar que su hijo fuera "así" pero siempre lo apoyó. Beto sabía que también él como hijo había tenido muchos errores, estaba consciente de que no respetaba algunas reglas de casa e intentó algunas veces remediarlo.

Creo que al final no pudo, no aguantó la presión en su cabeza. La única solución que le quedaba era morir. Dejarnos aquí e irse por siempre. Desconozco sus motivos reales, pero sé, que definitivamente no fue culpa de la pelea que tuvo con su hermano antes de su muerte, así como lo habían redactado los periódicos.

Reconozco que en la cabeza de Beto ya se había planteado la idea de cometer suicidio, desde mucho tiempo atrás, pero solo hasta ese día fue que logró su cometido; fue el día que tuvo el valor de hacerlo. Lo hizo de una manera común: tomó los cables de la televisión y se ahorcó.

Beto se quitó la vida el 5 de noviembre del 2017, ya tenía 28 años.

Saltillo, la capital de Coahuila, se ha convertido en los últimos años, en una ciudad donde el número de suicidios está por encima de la media nacional y donde pocos cuestionan efectivamente la problemática, llegando en algunos casos, al punto de normalizarla.

Para el año 2018 Coahuila se ubicó en el lugar 16 en el ranking de los estados con mayor número de suicidios en México. Para el 26 de diciembre del 2019, se contabilizaban 244 casos, cifra que se acerca a los 245 suicidios del 2018. La Región Sureste de Coahuila, Saltillo, Ramos Arizpe, Arteaga y General Cepeda, encabezan este indicador con un total de 117 muertes, seguida de la Región Laguna con 35, según la base de datos elaborada por A tiempo.TV Medio digital para este reportaje.

“En Coahuila se presenta un suicidio cada dos días”

La mayoría de la personas que mueren a causa del suicidio no dejan recado póstumo y sus familiares no logran justificar su acción. Los hombres en mayor medida toman la decisión no solo por una causa sino por un cúmulo de situaciones que viven en su vida. Expertos en la materia aseguran que es la carga económica así como la necesidad de mantener un empleo estable, con un nivel adecuado de ingresos. Una de las variantes que influyen en la mayoría de casos de suicidio en hombres.

El psicólogo, Arturo Blackaller en entrevista para A Tiempo.Tv Medio Digital comenta:

"Quizá tiene alguna importancia el hecho innegable de que el hombre se resiste más a la ayuda tanto psicológica como de los familiares, se traga los problemas, esta impotencia que siente, y la mujer es más dada a platicarlo, a soltarlo, a llorar a desahogarse y por supuesto a pedir ayuda psicológica. A pesar de que hoy en día cada vez vemos más mujeres trabajadoras, todavía prevalece en una estadística el hombre como cabeza de familia”

Por otra parte, el grupo poblacional más propenso a suicidarse abarca a los jóvenes entre los 21 y 26 años, ya que se encuentran bajo la presión de decidir sobre su futuro. Las familias, amigos y conocidos, muchas veces hostigan a los jóvenes para que decidan sobre donde van a trabajar, si van a seguir estudiando o incluso si se van a casar y tener una familia.

El especialista Blackaller menciona que la falta de madurez en los jóvenes es un factor que influye al tomar la decisión de suicidarse, ya que no encuentran soluciones rápidas a sus problemas.

"Una persona más grande tiene la madurez de buscar soluciones, un joven se ciega no sabe qué hacer, no ve la puerta, se enfrasca en su depresión y termina por tomar estas decisiones, es una cuestión más que nada de madurez”.

Sin embargo, no significa que una persona adulta no pueda cometer suicidio, pues el factor principal no es la edad.

La causa más común conocida por la que las personas se suicidan es debido a decepciones amorosas, problemas psicológicos y problemas familiares.

Tal es el caso de una joven de 22 años que al notar que su familia no la quería tanto como a sus otros hermanos, se sintió desplazada, al no encontrar una solución posible intentó suicidarse.

“Mi mamá quería más a mi hermana, por que ella se acababa de ir con su novio, entonces era como que mi mamá no la quería soltar (...) y todos los días le mandaba mensajes y a mi no me hacía caso, llegaba de la escuela o del trabajo y no me preguntaba cómo estaba”

Los casos registrados en la base de datos de ATiempo.Tv arrojaron que en la mayoría de los suicidios, el ahorcamiento es la opción más común, el psicólogo Arturo Blackaller asegura que es la manera más fácil de llevarlo a cabo, seguida por arma de fuego, muy frecuente en personas mayores a 42 años ya sea porque están enfermos o por su edad avanzada.

Por cada persona que comete suicidio, veinte más aseguran haberlo intentado.

Pensar en la muerte es algo normal porque es parte de nuestra realidad, en la vida diaria estamos expuestos a ella y en internet es muy fácil conseguir información sobre el suicidio. El Estado de Coahuila este año ocupó el puesto número dos en México en búsquedas de la palabra “suicidio” superado únicamente por el estado de Aguascalientes.

Para el mes de septiembre del 2019 se atendieron 510 casos de intento de suicidio únicamente en la ciudad de Saltillo por parte de la Unidad de Integración Familiar (UNIF). La Secretaría de Salud (SS), hasta el mes de noviembre atendió 400 intentos de suicidio en todo Coahuila y la Línea de Vida en esas mismas fechas recibió más de 2 mil llamadas.

Los pensamientos suicidas se convierten en un problema cuando son nuestra principal ocupación y la muerte autoinfligida se vuelve un problema social después de que es vista con normalidad y deja de tener la seriedad que se merece. El suicidio no debe ser una opción ya que al cometerlo no mejora nada.

“Estaba en mi cuarto llorando, tomé unas pastillas que estaban cerca de mí, no me importó si estaban caducadas o cuáles eran, yo solo quería morir”.

La joven de 22 años en entrevista aseguró que después de intentar suicidarse su vida cambió completamente.

“Gracias al apoyo de mis compañeros de trabajo y mi familia, además de tratamiento psicológico he logrado sentirme mucho mejor. A las personas que se encuentren en esta situación, que compartan sus pensamientos con alguien, que no se guarden nada”

En Coahuila hay un suicidio cada dos días y en el mundo, segun la Organización Mundial de la Salud (OMS) una persona muere por suicidio cada 40 segundos.

Cabe destacar que las primeras 48 horas después de un intento de suicidio son cruciales para el afectado, “Después de un intento de suicidio, el sujeto tiene un alto grado de volverlo a intentar, si está cerca de ti, debes de estar al pendiente de focos rojos” afirmó el experto.

Debido a la intensa situación que está sufriendo el estado coahuilense, se pueden encontrar instituciones privadas y públicas que están dispuestas a apoyar a personas en situación de riesgo de suicidio. Para una persona con tendencias suicidas es muy importante encontrar un sentimiento de pertenencia, el psicólogo Arturo Blackaller propone que para evitar que una persona continúe con un comportamiento autolesivo es necesario un trabajo conjunto de terapia psicológica o psiquiátrica y apoyo emocional. Una persona después de un intento de suicidio necesita sentirse amado y esperado.

“Primero tuve que aceptar que mis pensamientos de muerte no eran normales, le expliqué cómo me sentía a uno de mis amigos cercanos que me ayudó a encontrar un psicólogo dentro de mi universidad, después de tres meses de terapia, le dije a mi mamá cómo me sentía y que necesitaba de su ayuda para poder continuar. Al principio le fue muy difícil aceptar y comprender cómo me sentía, pero después de cuatro años, mi mamá es la persona que me anima cuando estoy muy triste”

Como este testimonio hay muchos más, dónde jóvenes y adultos han logrado superar sus crisis emocionales hablando con alguien de confianza y recibiendo apoyo psicológico o espiritual.

El mapa anterior agrupa información sobre los suicidios en Coahuila, cada uno de los puntos representa una muerte. Dentro del mapa es posible manipular los datos de distintas maneras para relacionar aspectos importantes, como se muestra en las primeras diapositivas. Esta base de datos estará en constante actualización para su consulta y estudio en el siguiente botón.

¿Necesitas ayuda?

Coahuila
Llama al número de emergencia 911 ellos están capacitados para brindar apoyo
Línea de Vida
01-800-822-3737
“Toma Un Café Conmigo”
Teléfonos de atención 24/7
844-175-7711 y 844-229-4340.
Página de Facebook: Facebook.com/tomateuncafeconmigo

México
Instituto Hispanoamericano de Suicidología, A.C.
Teléfono +5255 46313300
Correo electrónico: info@suicidiologia.com.mx
Decide Vivir México, A.C.

 

CRÉDITOS

Guillermo Flores - Asesor de Investigación

Fernanda Palacios - Editor Investigador

Hugo Rico - Programador de datos

Hugo Rico - Diseño y desarrollo web

David Catalán - Diseño

Lester Godínez - Editor Multimedia

Alan Rivera - Editor Investigador

Karla Esquivel - Edición

Paola Casas - Edición

Cortometraje - Así viví mi suicidio