AMLO llama a gabinete de seguridad urgente, por riesgos en Tabasco

Funcionarios describen la zona de riesgo en Tabasco.

El presidente reconoció, este jueves, que en la primera inundación se desfogó más agua de la debida.

El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó de manera urgente a reunión del Gabinete de Seguridad por las inundaciones en Tabasco, que ha dejado al menos tres muertos en el estado; y de no tener un buen manejo podrían dejar más pérdida de vidas.

Por precipitaciones “nunca antes vistas” que ha dejado la depresión tropical Eta la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que tienen a su cargo el manejo de la presa Peñitas, podrían desfogar de mil 500 a 3 mil 500 metros cúbicos por segundo, dado que “la presa recibió demasiada agua”.

Hay casas en las que el agua llega a 1.5 metros.

El mandatario federal llamó a los tabasqueños a salir de sus casas y acudir a los albergues, principalmente a quienes viven en las zonas bajas, donde residen indígenas chontales.

“Que piensen que lo más importante es la vida y que lo material se puede reponer y que nosotros vamos a ayudar a la gente que lo necesita, a los damnificados, vamos a apoyarlos”, dijo.

El presidente ha llamado tres veces a los tabasqueños para que se pongan a salvo.

En un mensaje previo a salir de Nayarit, donde suspendió su gira, el presidente explicó que se inunda la planicie de Tabasco “y hay zonas que están prácticamente en el nivel del mar, son como ollas, entonces afecta mucho este desfogue”.

Con ese llamado, dijo, procuran que se cause el menor daño posible y que no haya pérdida de vidas.

El miércoles, el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, informó que interpondría denuncias contra la CFE por el mal manejo de la presa Peñitas, que ocasionaba esas inundaciones.

Desde el jueves, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que “la presa Peñitas se desfogó la primera vez y causó inundación en la parte baja de Tabasco. Fuimos allá y acordamos que se iba a tener más cuidado con el manejo de esta presa y se logró ahora un desfogue menor, la mitad”.

Atendieron a 38 mil damnificados en la primera inundación.

En la primera inundación se atendieron a 38 mil damnificados.

En torno a un posible mal manejo de la presa, el presidente reconoció que “en la primera ocasión pudo haber habido un error de cálculo, a lo mejor pudieron haber desfogado menos”.

López Obrador explicó que “cuando hicieron la proyección estaban viendo que venía otro huracán, que cambió de dirección y ya no afectó. Porque el cuidado de las presas es algo especial, es riesgoso, se revienta una presa y entonces sí los daños son trágicos; entonces, tiene que cuidarse eso”.

“Hicieron sus cálculos en la primera inundación y soltaron más agua, porque al final no llovió lo que se esperaba presa arriba; pero en esta ocasión no. Además, el desfogue fue menor”, detalló.

El gobernador Adán Augusto López recibió al mandatario federal.

Acerca del gobernador Adán Augusto López, el presidente afirmó: “Yo entiendo al gobernador de Tabasco, él es el que está allá con el agua a la cintura, porque sí está metido ayudando y tiene que defender a los tabasqueños, que es lo que está haciendo”.

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en Youtube, Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, Telegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.