LOGRAN ACUERDO DE PAZ ISAREL, EMIRATOS ÁRABES Y BAHREIN

Conferencia en la Casa Blanca con la presencia del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y los ministro de Relaciones Exteriores de los EAU y Bahrein, Abdullah bin Zayed y Abdullatif Al Zayani. Foto: REUTERS

Luego de años de tensiones y diferencias entre estos tres países del medio oriente, se oficializó un tratado de paz, el cual fue firmado en la Casa Blanca

Este martes, 15 de septiembre, Israel oficializó la normalización de sus relaciones con Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, mediante la firma de los tratados de paz; la cual se llevó a cabo en la Casa Blanca, debido a la intervención del mandatario Estadounidense Donald Trump

En esta ceremonia, estuvo presente el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu; el ministro de Relaciones Exteriores emiratí, el jeque Abdullah bin Zayed al-Nahyan, y su homólogo de Bahréin, Abdullatif Al Zayani.

Previo a la ceremonia, los mandatarios involucrados en la firma de los acuerdos, denominados como “Abraham”, se dirigieron al público en los jardines de la Casa Blanca.

El anfitrión de este acurdo, el presidente Donald Trump dijo que los acuerdos “cambian el curso de la historia luego de décadas de divisiones y conflictos”.

“(Los acuerdos) marcan un nuevo amanecer para Medio Oriente y es gracias al coraje de los líderes de estos tres países, que dieron un gran salto hacia un futuro en el que las personas de todas las religiones puedan vivir en paz y prosperidad”, indicó Trump.

Los representantes de Israel, Emiratos Árabes y Bahrein. Foto AFP

Por su parte, el israelí Netanyahu, sostuvo que los acuerdos son un «hito en la historia», los cuales pueden acabar «de una vez por todas» con el «conflicto árabe-israelí».

A su vez, el representante de Bahréin, pidió la «solución de dos estados» para los palestinos; esto también, debido al rechazo que generó en los habitantes de la región el acuerdo que tuvieron con Emiratos Árabes Unidos.

Los acuerdos los convierten en el tercer y cuarto país árabe que aceptan dar pasos para normalizar sus lazos con Israel desde los tratados de paz firmados con Egipto en 1979 y Jordania en 1994.

El beneficio para Trump

Como es bien sabido, la intervención del mandatario estadounidense en la firma de estos acuerdos, tiene un propósito.

A siete semanas de las elecciones presidenciales en EE.UU., en las que buscará mantenerse al frente del país norteamericano, el presidente Donald Trump busca mostrarse como un artífice de la paz.

Desde el pasado 13 de agosto, el gobierno de Estados Unidos, dio a conocer el restablecimiento de las relaciones entre estas dos naciones; hecho que Trump calificó como «un acuerdo de paz histórico»

Además, este papel de «mediador» ha propiciado que algunos personajes políticos promuevan a Donald Trump como candidato al Premio Nobel de la Paz de 2021.

TE PODRÍA INTERESAR: ¡NO ES BROMA! DONALD TRUMP NOMINADO A PREMIO NOBEL DE LA PAZ

No obstante, es importante señalar que existen otras razones que impiden que el presidente norteamericano pueda llevarse todo el crédito.

Es sabido que los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein tienen en común con Israel la animosidad hacia Irán; país que «coincidentemente», también es el enemigo número uno de Estados Unidos en la región.

Desde hace años, varios estados árabes petroleros han cultivado discretos lazos con autoridades israelíes; empero esta normalización de relaciones ofrece muchas oportunidades, especialmente económicas, a países que buscan superar los perjuicios causados por la pandemia.

En ATiempo nos comprometemos a hacerte llegar información veraz y de valor por medio de todos los medios digitales. Es por eso que te invitamos a seguirnos en Youtube, Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, Telegram y por nuestro newsletter ATiempo.Tv para que tengas acceso a contenido de calidad, entrevistas a personajes importantes en temas como economía, política entre otros, sin olvidar videocolumnas hechas por expertos en diferentes materias. Nuestro material gráfico e información siempre acorde a las nuevas tendencias del periodismo y la comunicación.

Comments are closed.