fbpx
Anuncios
Ciencia y Tecnología

LA CATEDRAL DE FLORENCIA REPARTE UN DISPOSITIVO QUE VIBRA PARA GARANTIZAR LA DISTANCIA

Para garantizar «la seguridad y una óptima calidad de visita» después de que reabriera sus puertas tras más de dos meses de cierre, La Opera di Santa Maria del Fiore (que gestiona los diferentes monumentos asociados a la catedral de Florencia), ofrecerá un dispositivo colgado al cuello vibrará para avisarle de que está incumpliendo la distancia de seguridad requerida en esta nueva fase de apertura de la emergencia por el coronavirus.

Los dispositivos, de apenas siete centímetros de longitud, se reparten gratuitamente a los visitantes. Se lleva colgado con una cinta del cuello y vibra y se ilumina al rebasarse la distancia mínima.

Estos dispositivos, fabricados por la empresa florentina Advanced Microwave Engineering (AME), deberán devolverse después de su uso y podrán volver a utilizarse tras una desinfección.

Si el visitante accede al monumento con un grupo de familiares, podrá desinhibir la señal de alarma.

Entre los distintos espacios en los que será obligatorio el uso de este dispositivo está la cúpula de la catedral, de Brunelleschi o el Museo de la Ópera del Duomo. En ésta se encuentra la «Piedad Bandini» de Miguel Ángel y varias esculturas de Donatello.

Por el momento, aunque Italia permita el acceso a sitios culturales, todavía sigue limitada la llegada de turistas extranjeros.

Anuncios