fbpx
Anuncios
Medio Ambiente

¿REALMENTE LA COVID-19 ES BUENA PARA EL MEDIO AMBIENTE?

A medida que las personas, empresas y gobiernos están cambiado sus comportamientos y se promueve un distanciamiento social, también se han producido efectos positivos indirectos en el medio ambiente. 

Alrededor del mundo se han manifestado los inesperados beneficios. Por ejemplo, en India se pudo ver el Himalaya. Así lo demostraron las fotos publicadas en redes sociales por los habitantes de la región de Jalandhar; poder observar la punta de la montaña más alta del planeta es un hecho que no permitía la contaminación en aquella región.

También la calidad de aire de distintas ciudades mejoró bastante, ya que mostraron bajos niveles de contaminación. La reducción de la contaminación del aire también se debe al hecho de que una gran cantidad de aviones se mantienen estacionados.

Debido al brote de la COVID-19, distintas aerolíneas redujeron sus vuelos, por ejemplo, de la Ciudad de México no habrá vuelos a Estados Unidos y Sudamérica hasta el 16 de mayo y hacía Europa y Asia hasta el 31 de mayo, lo que provoca que gran número de flotas esté en tierra y el cielo esté más limpio. 

Efectos de la COVID-19 en el medio ambiente

Otro efecto de la pandemia en el medio ambiente es que, a causa de la suspensión de grandes concentraciones y eventos deportivos, sociales y culturales, las calles de distintas ciudades estuvieron desoladas, así que animales salvajes que se aventuraron en el espacio urbano. Por ejemplo, los ciervos caminando por Nara, Japón o los jabalíes buscando comida en Barcelona, España. 

Germán Andrade, biólogo y profesor de la Universidad de los Andes, en Colombia, afirma que “no hay ningún signo basado en la ciencia para afirmar que una coyuntura como esta (una pandemia) produce alguna recuperación del planeta. Los procesos sociales y ecológicos son procesos lentos”.

Por lo que, a pesar de que muchos animales estén cerca de las ciudades y la calidad del aire tenga una mejora considerable, no significa que la naturaleza se esté recuperando. Antonio Guterres recalca que “no vamos a combatir el cambio climático con un virus”, e incluso expertos de la ONU ya vaticinan un efecto rebote, en el que después de la pandemia, los niveles de contaminación lleguen a puntos más altos. 

Estas noticias dejan una importante lección: hay una sobreexplotación del planeta y sus recursos.

Anuncios