fbpx
Anuncios
Medio Ambiente

URGEN MEDIDAS PARA SALVAR A LA NATURALEZA DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Deben tomarse medidas urgentes y sin precedentes en 2020 frente a las emergencias interconectadas del clima y la naturaleza, ante el impacto de las actividades humanas en el planeta y el consenso científico de que la relación con la naturaleza es peligrosamente desequilibrada, alertó Lili Pesqueira, del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés).

Durante su participación en el Octavo Congreso Internacional de Sustentabilidad, que se desarrolla en la Universidad Iberoamericana, Pesqueira habló sobre la necesidad de transformar mercados y, principalmente, hacer negocios más sustentables, porque estamos consumiendo los recursos de las generaciones que vienen.

La ambientalista explicó que en 2019 las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero continuaron aumentando, la deforestación se aceleró y la contaminación plástica llegó a todos los rincones del planeta, pero esto siguió en las primeras semanas de 2020, cuando los incendios forestales en Australia se intensificaron y llegamos a niveles récord en concentraciones de dióxido de carbono en la atmòsfera.

Pesqueira advirtió sobre la probabilidad de que tales eventos trágicos aumenten, a menos que se tomen medidas decisivas.

“La sobreexplotación humana ha empujado peligrosamente al planeta hacia una zona roja, porque consumimos la naturaleza a un ritmo más rápido del que puede recuperarse, y emitimos cada vez mayores cantidades de gases de efecto invernadero. Nunca antes la amenaza de daños irreparables había estado tan cerca”.

Se requiere la acción urgente para volver a equilibrar nuestra relación con el mundo natural, porque las consecuencias de no cambiar el curso actual son enormes, no solo para la naturaleza, sino también para los humanos. Dependemos de la naturaleza mucho más de lo que la naturaleza depende de nosotros”, dijo Pesqueira.

Las cifras del impacto sobre la naturaleza son alarmantes. “Hemos perdido más de la mitad de los bosques y arrecifes de coral; dos tercios de los grandes ríos del mundo están contenidos por represas; desde 1970, las poblaciones de vida silvestre han disminuido en 60 por ciento en promedio, y un millón de especies están en peligro de extinción”, afirmó la ambientalista.

Dio a conocer que WWF trabaja al lado de muchas empresas para ayudarles a reducir sus impactos y a encontrar soluciones, pero para eso también es necesario transformar los mercados. Por ejemplo, en el caso de la electricidad, el 70 por ciento del consumo es realizado por 12 mil empresas que son grandes usuarios, y si cambiaran a energías limpias, México cumpliría las metas comprometidas en el Acuerdo de París.

Anuncios